Religión » Arrianismo

Definición de Arrianismo

Desde sus orígenes más remotos el cristianismo ha presentado distintas corrientes teológicas. Una de ellas es el arrianismo. Esta denominación hace referencia a Arrio, un sacerdote y asceta del siglo lll d. C que vivió en Alejandría y que fue discípulo de Luciano de Antioquía, de quien asumió una tesis muy particular sobre la figura de Jesucristo: su naturaleza era mitad humana, mitad divina.

Una corriente que cuestionaba a la iglesia cristiana oficial

Este sacerdote de Alejandría negaba el dogma de la Trinidad. Así, entendía que el hijo de Dios debía entenderse como un ser totalmente subordinado al Padre. Al mismo tiempo, sostenía que Jesucristo fue el hijo adoptivo de Dios. De esta manera, Jesucristo no era considerado Dios y simplemente era un hombre cuya misión consistía en colaborar con el Creador. En este sentido, el Hijo no conoce al Padre y, en consecuencia, no puede revelar nada sobre él.

Las enseñanzas de Arrio fueron ganando adeptos entre los miembros las iglesias cristianas, especialmente en el norte de África, la península ibérica y los territorios de Antioquía.

En el Imperio Romano la doctrina del arrianismo se consolidó entre los nobles, el estamento militar y las élites políticas. Esta situación provocó una escisión en el seno del cristianismo, ya que por un lado se encontraba la versión oficial romana y, por otro, la corriente arriana.

En el Concilio de Nicea en el año 325 d.C hubo un anatema contra el arrianismo

El emperador Constantino veía con preocupación el auge del arrianismo en sus dominios y por este motivo impulsó el Concilio de Nicea. Allí se reunieron los obispos cristianos para debatir las doctrinas de Arrio y sus seguidores. La principal conclusión del concilio fue desacreditar a quienes cuestionaban el dogma de la Trinidad y negaban la deidad de Jesucristo.

El anatema o condena contra el arrianismo implicó la expulsión de esta corriente del seno de la iglesia. En otras palabras, sus seguidores se convirtieron en herejes. Si bien esta corriente herética fue debilitándose con el paso del tiempo, sus principios no han dejado de mantenerse. En este sentido, los Testigos de Jehová son considerados sus herederos naturales.

Otras corrientes heréticas

El gnosticismo se desarrolló entre el siglo l y lll y sus seguidores afirmaban que poseían un conocimiento de orden superior a la fe (en la Edad Media los cátaros, también conocidos como albigenses, siguieron las doctrinas del gnosticismo).

El docetismo surgió en el siglo l y en sus postulados se niega la naturaleza divina de Jesucristo y se cuestiona el hecho de su crucifixión.

El maniqueísmo surgió en el siglo lll y según sus seguidores Dios había enviado a la humanidad al profeta Mani para iluminar a los hombres sobre el Bien y el Mal.

El montanismo se desarrolló en el siglo ll y no pretendía desviarse de la versión oficial del cristianismo, pero sí hacer hincapié en algunos aspectos proféticos (anunciaron que el fin de los tiempos tendría lugar en poco tiempo).

Foto Fotolia: Jorisvo

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: enero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/arrianismo.php
 
Temas en Arrianismo
 

Redes Sociales