Religión » Aleluya

Definición de Aleluya

Aleluya es una palabra que se emplea en dos contextos diferentes: en el ámbito de ciertos rituales religiosos o en el lenguaje cotidiano. En cuanto a su origen etimológico aleluya proviene del hebreo allelu Yah, que se podría traducir como alabad a Yahvé o alabad a Dios.

El sentido religioso del término

En las religiones monoteístas hay un dios creador y todopoderoso. Esto es lo que sucede en el cristianismo, en el judaísmo y en el Islam. De esta manera, las creencias monoteístas entienden que al haber un solo dios verdadero los creyentes deben venerarle y amarle por encima de todo. Para expresar adoración y respeto hacia la figura de dios es lógico que se utilice un término de alabanza. Así, si tomamos como referencia el cristianismo, el vocablo aleluya cumple la función de manifestar alegría por el papel de dios entre los hombres.

La exclamación de aleluya aparece con frecuencia en la Biblia pero también en canciones y en momentos de celebración durante ciertos actos litúrgicos. Pronunciar la palabra aleluya implica que el creyente se encuentra plenamente satisfecho y alegre porque siente la presencia de dios en su alma. En consecuencia, una exclamación de aleluya indica un reconocimiento hacia dios y un sentimiento de plenitud y de felicidad.

El sentido no religioso

Si alguien afirma de una forma exclamativa "aleluya, lo he conseguido" no está mencionando una frase religiosa sino que simplemente está expresando su alegría por haber logrado algo, normalmente algún tipo de logro personal (por ejemplo, aprobar un examen importante).

El vocablo aleluya indica júbilo y satisfacción y, en este sentido, se parece al significado religioso del término. Como expresión de satisfacción, la palabra aleluya tiene otro matiz, ya que transmite un alivio especial tras haber conseguido un objetivo importante (exclamar aleluya es una manera de decir "por fin" de una forma más expresiva y con mayor intensidad emocional).

Términos de origen religioso en el lenguaje cotidiano

Aleluya-2La palabra aleluya nos sirve para recordar que en español muchos vocablos de origen religioso han acabado adaptándose a la comunicación cotidiana y dejan de tener su connotación religiosa primitiva. Son muchos los ejemplos que ilustran este fenómeno: acólito, proselitismo, bula, breviario, caridad, hereje, mártir o infierno.

En conclusión, podríamos afirmar que el lenguaje religioso va más allá del propio fenómeno religioso. En cualquier caso, al utilizar una palabra es necesario que sepamos todas sus acepciones y, por supuesto, su sentido etimológico.

Fotos: iStock - mashuk / Aldo Murillo

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/aleluya.php
 
Temas en Aleluya
 

Ahora en Religión

Redes Sociales