Religión » Abadia y Abad

Definición de Abadia y Abad

Durante la larga Edad Media en Europa las abadías cumplían una doble función: una edificación religiosa para la vida monástica de las distintas órdenes cristianas y un centro cultural. Como lugar de culto la abadía puede ser un monasterio o un convento.

Un centro de oración y de trabajo

Cada abadía está regida por una orden religiosa. En el caso de los monjes benedictinos la vida cotidiana en las abadías era muy sencilla, pues se dedicaban a la oración y al trabajo. Tal y como expresa el lema de San Benito, se dedicaban al ora et labora, reza y trabaja. La oración tenía varias modalidades: los maitines a primera hora de la mañana, los laudes al mediodía y las vísperas durante la tarde. Todas estas oraciones diarias son conocidas como las "horas del oficio divino".

En cuanto al trabajo, dependía de cada abadía, pero era habitual el cultivo de campos y jardines, la actividad ganadera a pequeña escala, la elaboración de pan, la fabricación de calzado o la sastrería. En algunos casos las abadías disponían de una hospedería para recibir a los peregrinos que se dirigían a las ciudades santas de la cristiandad.

El abad o la abadesa es el máximo responsable y el líder espiritual de la comunidad religiosa que vive en la abadía

En cuanto a sus funciones, básicamente son dos: llevar la administración y hacer cumplir las normas que rigen la vida monástica (las normas de una comunidad religiosa son conocidas como reglas, siendo la más conocida la regla de San Benito). Por debajo del abad o la abadesa se encontraban el prior, el subprior y el resto de miembros de la comunidad.

Entre las actividades cotidianas que se realizaban podemos destacar las siguientes: el cuidado de la iglesia, fabricación de velas, el cuidado de las vestiduras religiosas o el mantenimiento del cementerio.

Con respecto a la elección del abad o la abadesa, son los miembros de la comunidad quienes lo eligen por medio de un acuerdo general. En la mayoría de comunidades la elección del abad se hacía por votación secreta.

La biblioteca y el scriptorium son las dependencias de la abadía dedicadas a la actividad intelectual

La mayoría de abadías contaban y cuentan con una biblioteca. En ella había un scriptorium, el lugar destinado a la copia de los manuscritos, los cuales eran elaborados por los escribas.

En los manuscritos también trabajan ilustradores, quienes se dedicaban a decorar los manuscritos con ornamentos.

Fotos: Fotolia - alesmunt - artinspiring

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: junio. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/religion/abadia-abad.php
 
Temas en Abadia y Abad
 

Ahora en Religión

Redes Sociales