Definición ABC » Política » Venalidad

+

Definición de Venalidad

La palabra venalidad se usa normalmente cuando se produce un acto de corrupción, normalmente un soborno. En este sentido, si alguien obtiene algún tipo de recompensa económica por incumplir con sus obligaciones económicas, está incurriendo en una venalidad.

El sustantivo venalidad se corresponde con el adjetivo venal, que implica dispuesto para la venta.

En la Civilización Romana y en la Edad Media algunos cargos públicos eran comprados

Si bien la palabra venalidad es espejo de “soborno” o de ”cohecho”, en otras épocas históricas este concepto estaba institucionalizado y no era entendido como una acción delictiva. Así, para acceder a ciertos cargos públicos relevantes era necesario pagar una cantidad fija de dinero y este sistema era conocido como venalidad de los cargos.

Mediante el mismo se conseguía un doble objetivo: el gobernante que facilitaba este sistema de compra de cargos conseguía que los beneficiados estuvieran de su lado y, por otra parte, se producía un incremento de las arcas públicas.

La venalidad de los cargos públicos fue una práctica habitual en Francia hasta el siglo XVll , pero este sistema se fue extinguiendo debido a las negativas consecuencias que generaba: las familias con poder económico conseguían el poder político al comprar ciertos cargos y dichos cargos eran hereditarios en muchas ocasiones. En consecuencia, quienes compraban cargos público y sus herederos se convertían en señores feudales con amplios poderes.

En España también existió la venalidad de los cargos públicos como un mecanismo oficial para alcanzar el poder. Este sistema fue especialmente utilizado en el territorio de América conquistado por los españoles. Así, se compraban cargos públicos relacionados con la justicia, la hacienda pública o el estamento militar. Cada cargo tenía un precio fijo establecido dependiendo de su importancia y las cantidades que la administración conseguía por este concepto se conocían como provisiones venales.

De la venalidad de los cargos al cohecho

El sistema de compra de cargos públicos de otros tiempos formaba parte del sistema de acceso a la administración. Con el paso del tiempo se introdujo el principio de igualdad entre todos los ciudadanos y la venalidad de los cargos públicos dejó de existir.

Sin embargo, su desaparición no implicó el fin de la corrupción en la administración. En este sentido, si un cargo público es sobornado, quien acepta el soborno comete un delito de cohecho.

En el delito de cohecho se sanciona al funcionario del estado que se deja corromper aceptando el pago de un soborno o coima y también se sanciona al individuo que ofrece o acepta pagar una coima al funcionario público.

Foto: Fotolia - Mark Stay

 
 
 
Temas en Venalidad
 

Redes Sociales