Definición ABC » Política » Tratado de Versalles

+

Definición de Tratado de Versalles

Después de finalizar la l Guerra Mundial los representantes de las naciones vencedoras se reunieron en la capital francesa para acordar una paz duradera y, paralelamente, imponer sanciones a Alemania, la nación perdedora. Tras seis meses de debate se firmó el conocido Tratado de Versalles.

Durante las negociaciones ninguno de los países vencidos pudo participar. Los miembros de los gobiernos de Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos e Italia fueron quienes impusieron las condiciones del acuerdo.

El Tratado de Versalles supuso una humillación para Alemania y esta circunstancia sembró una semilla que acabó desembocando en el estallido de la ll Guerra Mundial

Con anterioridad a los acuerdos del Tratado de Versalles, Alemania se encontró en una situación de bloqueo económico y durante algunos meses la población estuvo angustiada a la espera de conocer cuáles iban a ser las sanciones impuestas por los vencedores.

El Tratado de Versalles se firmó en junio de 1919 y en él se señaló de manera contundente que Alemania y sus países aliados (el Imperio Austro-húngaro y el Imperio Otomano) habían sido los máximos responsables de la Gran Guerra. Alemania fue la gran derrotada, pues perdió sus colonias en África y distintos territorios alemanes fueron cedidos a Francia, Bélgica, Polonia y Dinamarca.

Con el fin de que Alemania y Austria no pudieran crear una nueva nación en un futuro, en el Tratado de Versalles se estableció la prohibición explícita de dicha alianza (el anhelo de unión entre Alemania y Austria es conocido con la palabra "anschluss" y se hizo realidad en 1938 cuando las tropas alemanas ocuparon el territorio de Austria).

Al margen de las cuestiones territoriales, Alemania sufrió duras sanciones económicas

El bloqueo económico y las sanciones impuestas condujeron a la economía alemana a una situación de colapso y de hiperinflación. La crisis económica creó un profundo resentimiento en amplios sectores de la sociedad. En este contexto histórico emergió una nueva figura política que iba a ser determinante en el curso de los acontecimientos, Adolf Hitler.

Desde el punto de vista estrictamente económico, Alemania se vio obligada a pagar una elevada multa a Francia y Gran Bretaña, concretamente 226.000 millones de marcos de oro. Si bien en los años sucesivos esta sanción fue reducida parcialmente, esto no impidió el empobrecimiento del conjunto de la sociedad alemana. Cuando en 1933 Adolf Hitler subió al poder una de sus promesas electorales fue, precisamente, el impago de la deuda.

Foto: Fotolia - Regormark

 
 
 
Temas en Tratado de Versalles
 

Redes Sociales