Definición ABC » Política » Problemas Sociales

+

Definición de Problemas Sociales

El ser humano no se encuentra normalmente aislado sino que vive en sociedad. En consecuencia, compartimos todo tipo de vivencias con los demás. De esta manera, ciertos problemas afectan a amplios sectores de la población y, de alguna manera, a toda la población en su conjunto. Este tipo de problemas son etiquetados como problemas sociales.

Sería imposible hacer un listado sobre todos ellos, pero una muestra significativa podría ser la siguiente: el desempleo, el racismo, el acoso laboral y escolar, las distintas formas de discriminación, la corrupción, la contaminación del medio ambiente o la violencia doméstica.

Consideraciones generales sobre el concepto de problema social

La situación personal de alguien puede tener dos dimensiones: una individual y otra colectiva. Así, si un joven no encuentra trabajo cuando finaliza sus estudios su problema le afecta a él, pero al mismo tiempo dicho problema es representativo de lo que sucede a otros muchos jóvenes. En este sentido, ciertas situaciones individuales tienen un significado colectivo o social.

En cada momento histórico hay un tipo de problemas sociales. Así, los problemas derivados de la globalización son exclusivos del presente. Sin embargo, ciertas realidades se han mantenido a lo largo de la historia y tienen una dimensión atemporal (siempre ha habido un grado de pobreza en algunos sectores, unas dosis de xenofobia o la exclusión de algunos colectivos por diversos motivos).

Sería incorrecto entender que un problema es social porque afecta a un número elevado de personas. De hecho, desde el punto de vista puramente numérico ciertos problemas son minoritarios (por ejemplo, el acoso escolar) pero su baja incidencia estadística no significa que no sea una situación problemática y preocupante para el conjunto de la sociedad.

La etiqueta de problema social depende de la escala de valores de cada individuo

Imaginemos que un individuo es aficionado a las peleas de perros. Para él o ella su afición le resulta divertida y estimulante. En cambio, otra persona puede considerar que dicha afición es un síntoma de un problema social, el maltrato a los animales. Este simple ejemplo pretende ilustrar una idea: algo adquiere el rango de problema social cuando es valorado desde una perspectiva moral que se proyecta más allá de lo individual.

La valoración ética de cada uno se orienta hacia el conjunto de la sociedad por varios motivos:

1) todos tenemos un criterio sobre lo que es bueno y malo,

2) vivimos en sociedad y

3) en mayor o menor medida, el ser humano siente empatía por los problemas ajenos.

Fotos: Fotolia - Tatyana Gladskih / Africa Studio

 
 
 
Temas en Problemas Sociales
 

Redes Sociales