Definición ABC » Política » Poder Ejecutivo

+

Definición de Poder Ejecutivo

Dentro de la teoría política de la división de poderes que establece que un gobierno se compone de tres partes (el poder ejecutivo, el legislativo y el judicial), el poder ejecutivo suele ser visto como el preponderante ya que es el que tiene a cargo la toma de decisiones y la administración del gobierno en materia económica, social, educativa, política, etc.

Poder del estado que se ocupa de la gestión

El poder ejecutivo es quizás de los tres poderes el que siempre existió en gran parte de las sociedades, ya que estamos refiriéndonos a quien tiene a su cargo el mandato de gobernar.

En otras épocas el poder ejecutivo fue representado por monarcas, príncipes, tiranos, gobernadores y otras formas de mandatarios que, dependiendo de su estilo particular, ejercían el poder a su manera, con mayor o menor sensatez.

Hoy en día el poder ejecutivo es en la mayoría de las sociedades uno de los tres poderes, encargado de la administración de la región y de la toma de decisiones sobre diferentes problemáticas que incumben a la sociedad que le toca gobernar.

La necesidad que exista un equilibrio entre los tres poderes, aunque, eso no siempre sucede y el ejecutivo se corta como el más poderoso y suele doblegar al legislativo y judicial

El poder ejecutivo suele ser normal y erróneamente considerado como más poderoso que los otros dos poderes pero en efecto los tres poderes son igual de importantes para el gobierno de una sociedad y los tres deberían controlarse a sí mismos, esa es justamente la idea y la propuesta básica de este sistema de división de poderes que prevalece especialmente en los sistemas democráticos.

Es decir, es en este tipo de formatos democráticos donde tiene razón de ser ya que en gobiernos dictatoriales o tiránicos, el poder ejecutivo, de perfil absolutamente autoritario, tiende a doblegar a los otros poderes hasta hacerlos desparecer o volverlos dependientes de su autoridad.

No podemos soslayar que en muchos casos, el inmenso poder de un presidente ha hecho que sistemas democráticos se conviertan en sistemas presidencialistas en los cuales todo el poder está concentrado en esta figura y el resto de las instituciones democráticas y políticas pierden mucho valor frente a él, no debería ser así como ya señalamos, pero lamentablemente la fuerte autoridad del presidente termina eclipsando a los otros dos poderes, que por supuesto tienen la misión de contralor de éste.

Organización en presidencialista o parlamentario

Justamente una de las maneras más comunes de organizar el Poder Ejecutivo es bajo lo que se conoce como sistema presidencialista donde como señalamos es el presidente quien destaca por sobre los demás poderes.

Y por otra parte, el ejecutivo puede basarse en un sistema parlamentario, cuyo origen es inglés, diferenciándose en estos al Jefe de Estado, del Jefe de Gobierno.

Este último puesto suele ser encabezado por un Primer Ministro o por un Canciller, que es elegido por el Parlamento, en tanto, los ciudadanos eligen a quienes compondrán al Parlamento.

Elección del ejecutivo y funciones

Tanto el presidente como el vicepresidente del poder ejecutivo son elegidos por el pueblo de acuerdo a las normas y reglas de cada región.

Normalmente a través de elecciones generales directas, cada ciudadano elige al candidato que le gusta, o en elecciones indirectas, como ocurre en los Estados Unidos, donde es el colegio electoral de cada estado el que tiene la voz final.

Este poder suele durar entre dos y seis años y durante ellos el presidente se convierte en el primer mandatario de la nación en cuestión.

Durante su gestión deberá poner en marcha las políticas públicas que prometió en campaña y todas aquellas tendientes a mejorar la calidad de vida de los habitantes de su nación, esa es la idea primordial, ideal, aunque claro, muchas veces eso no sucede y muchos mandatarios terminan decidiendo políticas que no resuelven los problemas de la gente lamentablemente.

A su cargo, o sea, debajo de su jerarquía estarán los ministros que no son elegidos por el pueblo sino que es el propio presidente el que los designa en cada cartera ministerial y que deberán seguir las ideas, proyectos y medidas que el presidente establezca.

A su cargo tiene la potestad de dictar decretos y reglamentaciones que deben ser respetados y cumplidos por los ciudadanos, y por otra parte también es de su incumbencia participar de encuentros bilaterales con otros países para suscribir acuerdos comerciales o políticos, entre otros aspectos, que favorezcan tanto a su país como al del que suscribe con él el acuerdo.

El presidente o titular del poder ejecutivo también tiene incumbencia en algunas cuestiones del poder legislativo.

Así, cuando una ley ha sido aprobada por ambas cámaras del poder legislativo, el presidente puede tener la posibilidad de promulgarla o vetarla en caso de que así lo considere necesario.

Ahora bien, jamás el Poder Ejecutivo podrá pasar por encima de los otros dos poderes.

 
 
 
Temas en Poder Ejecutivo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49145 fans
  • Twitter
    2281
  • Google
    405
  •