Definición ABC » Política » Macartismo

+

Definición de Macartismo

Al finalizar la ll Guerra Mundial el planeta quedó dividido en dos grandes bloques. Estados Unidos lideraba el bloque de países occidentales, democráticos y con sistemas capitalistas, mientras que la Unión Soviética lideraba a todas aquellas naciones con regímenes comunistas. Esta división generó una tensión política y militar que ha pasado a la historia como la Guerra Fría.

La idea fundamental del Macartismo

En el contexto de la Guerra Fría al gobierno de Estados Unidos le preocupaba que los ideales comunistas pudieran propagarse en la sociedad estadounidense. En este sentido, a partir de 1950 el senador Joseph R. McCarthy puso en marcha una intensa campaña para detectar cualquier posible amenaza comunista.

El Macartismo no debe entenderse como una simple campaña política. De hecho, durante la década de 1950 el gobierno de Estados Unidos fue especialmente combativo y enérgico en su lucha anticomunista. En este sentido, se tomaron todo tipo de medidas: listas negras donde aparecían señalados los verdaderos o supuestos comunistas, interrogatorios sin garantías legales, falsas denuncias y, en definitiva, estrategias irregulares con el único propósito de "cazar" al comunista infiltrado. Paralelamente, se promulgaron leyes para que los extranjeros residentes en Estados Unidos estuvieran estrechamente vigilados.

Como es lógico, el Macartismo desencadenó un intenso debate en la sociedad

Para unos, se trataba de una estrategia legítima para combatir la amenaza del comunismo, mientras que otros consideraban que la persecución comunista era una exageración y, sobre todo, un ataque a los valores propios de la democracia.

El concepto de Macartismo se aplica en todos aquellos contextos políticos en los que un gobierno utiliza métodos antidemocráticos para conseguir sus fines.

La obsesión anticomunista es el elemento central del Macartismo

La mayoría de historiadores que investigan sobre el Macartismo hacen hincapié en una idea: los gobiernos estadounidenses posteriores a la ll Guerra Mundial estaban obsesionados con el comunismo. A pesar de que la obsesión anticomunista era una realidad, no hay que olvidar que la Unión Soviética tenía un sistema de propaganda muy sofisticado y que uno de sus objetivos era infiltrarse en la cultura occidental, especialmente en Estados Unidos.

Con la apertura de los archivos de la antigua Unión Soviética se ha podido saber de qué manera los comunistas rusos manipulaban la información para reclutar seguidores en todo el mundo, de manera muy especial en las universidades y en distintos ámbitos culturales.

Fotos: Fotolia - thinglass / d100

 
 
 
Temas en Macartismo
 

Redes Sociales