Definición ABC » Política » Insurrección

+

Definición de Insurrección

Se produce una insurrección cuando un grupo numeroso de persona se subleva contra quienes tienen el poder. En nuestro idioma utilizamos algunos sinónimos de insurrección, como rebelión, sedición, motín, alzamiento, revuelta, insurgencia o insubordinación. Se trata de diferentes palabras para expresar una idea general: la rebelión contra alguna forma de autoridad.

Características generales de una insurrección

Independientemente de cual sea la modalidad de rebelión, en toda insurrección hay algunos rasgos generales:

1) un colectivo se encuentra muy descontento con su situación,

2) como consecuencia de ello, se produce algún tipo reacción enérgica contra las autoridades que causan el malestar y

3) las acciones de los insurrectos generan un conflicto de intereses entre ellos y la autoridad.

En una escala pequeña, un motín en una embarcación sería un acto de insurrección contra la máxima autoridad, el capitán. Una revuelta popular contra un gobierno sería una insurrección a gran escala.

El esquema general descrito anteriormente es aplicable a circunstancias muy diversas, como procesos revolucionarios, alzamientos militares, guerras civiles, etc.

Se puede afirmar que la mayoría de cambios históricos de gran magnitud han sido precedidos de algún movimiento de insurrección popular.

Si tomamos como referencia la historia del siglo XX, encontramos algunos movimientos insurreccionales de gran trascendencia: la Revolución rusa, la Revolución china, la llegada al poder de los comunistas en Cuba, la guerra civil española o la masacre de Tiannanmen.

Algunas insurrecciones salieron victoriosas y de ellas surgió un nuevo régimen político. En ocasiones, las acciones de insubordinación fueron sofocadas y derrotadas. En cualquier caso, el concepto de insurrección está ligado a la idea de revolución.

Las causas de la Revolución rusa de 1917

La insurrección de los bolcheviques que acabó imponiendo un régimen comunista en Rusia no fue un episodio espontáneo, sino que fue la consecuencia de varios factores.

En primer lugar, Rusia se encontraba en guerra con Alemania durante la l Guerra Mundial y el gran número de bajas de los rusos provocó el descrédito del gobierno zarista. Por otra parte, Rusia se encontraba inmersa en una grave crisis económica y con problemas para la distribución de alimentos. En tercer lugar, el invierno de 1917 fue especialmente duro y frío y se agudizó la escasez de alimentos entre la población. Estos tres factores son claves para entender la insurrección de los comunistas encabezados por Lenin.

Fotos: Fotolia - poosan / nnv

 
 
 
Temas en Insurrección
 

Redes Sociales