Definición de Estado

1. Características -físicas/biológicas/psicológicas- utilizadas para calificar las condiciones en que se encuentra algo o alguien en un momento determinado.
Ejemplos: A) ‘La casa estaba en mal estado cuando la compramos’. B) ‘Mi hijo vuelve del fútbol en un estado de desesperación’. C) ‘Como los órganos están todos en buen estado, la familia optó por la donación. D) Su estado de ánimo no podía soportar otra pérdida’.

2. Circunstancias -tiempo/espacio/clase/condición- que permite identificar cúal es la situación de algo o alguien en el momento actual.
Ejemplos: A) ‘¿Cuál es el estado de su solicitud de reembolso?’ B) ‘¿Ha cambiado su estado civil?’ C) ‘Muchos países no se han unido al estado secular’.

3. Estado, siempre escrito en mayúscula, es el término utilizado para describir un país soberano. En ciertos países, cuando expresado en minúscula, la palabra estado se usa para denotar las divisiones territoriales independientes en las que se divide el país.

4. Conjunto de instituciones destinadas a satisfacer las necesidades de la población -educación, sanidad, seguridad, etc.- administradas por el poder público de un determinado territorio.
Ejemplo: ‘El estado está construyendo un nuevo hospital’.

5. Organización socioeconómica de un país. Ejemplos: p. socialista, por ej. capitalista.

6. Historia. Divisiones sociales de la población en el periodo medieval.

7. Física. Propiedades físicas de la materia con base en la organización, espaciamiento y energía de las moléculas –Estados sólido, líquido y gaseoso-.

Etimología: Por el latín status, asociado al verbo stāre, de ‘estar’, ‘pararse’, ‘afirmarse’, conservando los sentidos de la raíz del indoeuropeo *sta-.

Cat. gramatical: Sustantivo masc.
En sílabas: es-ta-do.

Estado

Lilén Gomez | May. 2022
Profesora en Filosofía

Reconocimiento y ejercicio geopolítico sobre un espacio territorial cuya población es administrada por un sistema de gobierno que organiza las principales tareas e implementa leyes conforme las necesidades, el desarrollo, la convivencia armoniosa y los objetivos de los habitantes.

La definición de estado según Max Weber

De manera general, la noción del estado mayormente aceptada ha sido aquella propuesta por Max Weber (1864-1920) —uno de los principales fundadores de la sociología— de acuerdo con la cual el estado es una asociación que sostiene con éxito el ejercicio del monopolio legítimo de la violencia —a saber, de la coacción física— sobre un territorio, para el mantenimiento del orden impuesto. Se trata de una asociación de carácter político, en tanto sus acciones requieren de manera indispensable la coacción física como medio, entendiendo que la política consiste en cualquier actividad humana que tiene la finalidad de dirigir o ejercer una influencia sobre la dirección de la conducta de otros.

El estado es un orden jurídico y administrativo cuya actividad, orientada por preceptos estatuidos, no pretende validez solamente ante los miembros que la componen; sino, fundamentalmente, respecto de todo el grupo social ante el que se extiende la dominación ejecutada en el territorio en cuestión. En este sentido, es legítima. Solamente la coacción estatal puede ser legítima, de allí su carácter monopólico. Es decir, si un particular agrede a otro, esa acción no será legítima al interior de la sociedad, no obstante, se reconoce al estado la legitimidad en el uso de la violencia.

El estado se desarrolla de manera plena en el contexto de la modernidad. Se trata de una relación de dominio, apoyada sobre la coacción física (si bien, al mismo tiempo, las personas obedecen por otras causas, como el carisma del líder o la costumbre); ésta última involucra, también, dos dimensiones previas: la existencia de un cuerpo administrativo y los medios materiales de administración. El cuerpo administrativo que hace existir al estado se halla ligado a éste por una relación de retribución, tanto de honor como material, así como por una relación de temor a perder dicha posición social. Por otra parte, los medios materiales de administración involucran todos los elementos concretos necesarios para el ejercicio del poder (la infraestructura, las finanzas, etc.). El estado, así, materializa la organización territorial del poder de la nación.

La concepción del estado según Émile Durkheim

Émile Durkheim (1858-1917) es considerado, junto con Max Weber, otro de los grandes padres fundadores de la sociología. En la concepción del estado de Durkheim existen diferentes etapas: es caracterizado como un poder absoluto; como un representante de la comunidad, que expresa la conciencia colectiva; como un poder democrático que protege los derechos individuales.

En el primer caso, el poder gubernamental entendido como absoluto, hace referencia a que no existe otra función social que pueda limitarlo ni balancearlo. Mientras mayor sea la unilateralidad de las relaciones del estado hacia el resto de la sociedad, más absoluto resulta el gobierno. La ausencia de contrapesos efectivos que moderen la función directiva de la sociedad concurre en una hipercentralización que da lugar a la subordinación de todas las demás fuerzas sociales.

En el segundo caso, por el cual se considera al estado como representante de la comunidad, Durkheim hace hincapié sobre la función del poder director a la hora de hacer respetar creencias, tradiciones y prácticas de la comunidad, tanto hacia su interior como hacia el exterior. En este sentido, el estado encarna una autoridad sobre las conciencias. Más tardíamente, será presentado no ya como la encarnación de la conciencia colectiva, que reúne las conciencias individuales de sus integrantes, sino como una conciencia independiente que dirige ella misma a la sociedad, a la manera de un “cerebro social”. De allí que, según el autor, mientras más fuerte sea el estado, más fuertes serán los individuos.

Por último, en la concepción del estado como poder democrático, Durkheim plantea que bajo la forma de gobierno democrática existe la mayor comunicación posible entre el estado y la sociedad. La democracia permite una expansión de las funciones del estado, en el sentido de una mayor intervención sobre la vida social —que se nutre, a su vez, de las necesidades de las capas profundas del organismo social—; así como una mayor transparencia de sus acciones. La complejidad social aumenta, ya que las sociedades se vuelven más reflexivas y su adhesión a las normas resulta menos automática que en sociedades más simples e integradas en valores morales religiosos. Finalmente, la multiplicación de representaciones políticas, a través de asociaciones intermediarias, hace que se balancee el poder del estado.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
Art. actualizado: Nov. 2022. Original en: May, 2022.
X

Gomez, L. (noviembre 2022). Definición de Estado. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/politica/estado.php
 

Referencias

Pedrosa, Fernando y Deich, Florencia María (Comps.) (2017). Herramientas para el análisis de la sociedad y el Estado. Buenos Aires, Eudeba, Edición revisada.

Gigli Box, M. C. (2007). Política y Estado en Max Weber. In IV Jornadas de Jóvenes Investigadores. Instituto de Investigaciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires.

Del Rio, M., & Emiliozzi, S. (2013). El estado y la democracia desde la perspectiva de la sociología política de Emile Durkheim. La actualidad de sus ideas. In X Jornadas de Sociología. Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z