Definición ABC » Política » Clase Dirigente

+

Definición de Clase Dirigente

En el ámbito social se designa con el concepto de clase dirigente a aquel grupo o clase social que dispone de la máxima autoridad en materia política y económica, en una comunidad o sociedad determinada, y entonces es la encargada de decidir políticas de estado cruciales e importantes en estos sentidos y que terminan por incidir en la vida del resto de los individuos, generalmente, tanto para bien como para mal.

Grupo o clase social que ostenta el poder político y económico en una sociedad

Porque justamente una determinada política emanada de la clase dirigente de una nación puede contribuir ciertamente con el bien común y el bienestar de la misma, o por el contrario, impactar muy negativamente y generar un malestar social que puede desencadenar una crisis político institucional, entre otras consecuencias posibles.

Cabe destacarse que la clase dirigente no solamente puede estar conformada por aquellos políticos y funcionarios que disponen y ejercen el poder en un país dado sino que también podrá encontrarse integrada por empresarios, dueños de empresas privadas importantes, por militares, dirigente sindicalistas, entre otros.

Vale mencionarse también que en la mayoría de los casos, y justamente de ahí deviene el carácter peyorativo que se le suele atribuir al concepto que nos ocupa, quienes ocupan este estamento llamado como clase dirigente no se encuentran en el por sus capacidades intelectuales o valores morales, como bien debería ser, sino que en realidad se hallan en tales posiciones como consecuencia del estatus político conseguido, por la posición económica o social en la cual se ha nacido, o bien por la capacidad de tejer alianzas, que los ha depositado en ese lugar de máximo poder de decisión.

La clase dirigente tendría que tener la responsabilidad de conducir los destinos de su patria de manera conforme al desarrollo de la misma y de quienes habitan en ella, pero como es de público conocimiento, muchas veces, o las más de las veces, lo que predomina es el egoísmo de quienes la integran y que termina por truncar ese posible desarrollo, o por devastarla directamente.

Por otro lado, es importante señalar, que en buena parte de los casos esta situación de dirección suprema que dispone la clase dirigente goza de la anuencia y el consenso de la población que termina por aceptarla aún y a pesar que la misma vaya en detrimento de sus propios intereses.

Marxismo: combate a la clase dirigente burguesa porque la considera opresiva contra el proletariado

Para el Marxismo, en lo que daba en llamar modo de producción capitalista, será la burguesía la clase dirigente.

De acuerdo a esta visión, los capitalistas o burgueses son los dueños de los medios de producción y también quienes toman decisiones políticas por ese poder que supieron construir a través de lo económico.

Por supuesto que esta clase dirigente no goza de la más mínima estima por parte del Marxismo, y por caso es que propone su combate a través de la llamada revolución del proletariado, la clase social más baja y oprimida por la burguesía.

La burguesía nació a instancias de la Edad Media, en Europa, y consistía en una clase media alta integrada por individuos que se situaba un escalón debajo de los señores feudales, que en aquellos tiempos detentaban el poder absoluto en todo sentido, siendo por caso la clase dirigente de ese tiempo.

De todas maneras, en algunos lugares, los burgueses de familias importantes pudieron ocupar espacios de poder locales, en las llamadas ciudades estado.

Mayormente, los burgueses se dedicaban al comercio de ropa, de joyas, especias, eran profesionales o artesanos, dueños de sus propios negocios.

En tiempos de dominación de la monarquía la burguesía supo prosperar aún más en materia económica y empezó a adquirir influencia en materia social y política, incluso fue clave su accionar en el desarrollo de las famosas revoluciones del siglo XVIII como ser la Revolución Francesa y la Revolución Industrial.

Ahora bien, una vez que se asentó en el poder político, social y económico pasó de un rol revolucionario a uno más conservador, en tanto, a partir de ese entonces sería el proletariado, clase bajo la dominación burguesa, quien pasaría a ser su antagonista, especialmente a ojos del marxismo.

La burguesía fue históricamente una clase que ha enarbolado la bandera de la defensa de la propiedad privada, de la división de poderes del estado y de la posibilidad de movilidad social.

 
 
 
Temas en Clase Dirigente
 

Redes Sociales