Definición ABC » Política » Burofax

+

Definición de Burofax

Un burofax es un servicio que prestan las entidades de correos nacionales en el que a través de un documento un remitente se comunica con un destinatario de una manera oficial con algún propósito.

Normalmente, el documento del burofax se emplea en aquellos casos en los que es necesario dejar constancia por escrito sobre un asunto de especial importancia. El término burofax se emplea para hacer referencia tanto al servicio postal que facilita la comunicación como al documento que se emite.

Una prueba fehaciente para garantizar la comunicación efectiva

Se trata de un servicio seguro y que normalmente se emplea con carácter de urgencia con el fin de que el documento llegue al destinatario lo antes posible. Al mismo tiempo, el documento es una prueba fehaciente que indica que el destinatario ha recibido el mensaje.

Hay que indicar que el acuse de recibo solo se obtiene cuando el destinatario ha firmado el comunicado del remitente. Con este procedimiento ambas partes, remitente y destinatario, tienen un elemento probatorio útil y que puede ser empleado en un hipotético juicio en un futuro.

En el servicio de burofax la entidad de correos se pone en contacto con el receptor del comunicado y este tiene la opción de firmar el documento

Sin embargo, el destinatario podría negarse a firmarlo o bien no encontrarse en ese momento en su domicilio. Si algo de esto ocurre, desde el punto de vista legal se considera que tiene los mismos efectos legales que si el destinatario hubiera firmado el burofax.

En todo burofax es necesario especificar con claridad a quién va dirigido, quién lo envía y cuál es el contenido del mensaje. En este sentido, se debe especificar con detalle aquello que se solicita o se reclama.

Un ejemplo práctico

Un propietario de un local no recibe el correspondiente pago del alquiler de un inquilino. En este caso, el propietario puede hacer una reclamación sobre el importe de la deuda al inquilino deudor. Para que esta reclamación sea efectiva tiene que ser fehaciente y para ello se puede emplear la vía del burofax.

En el contenido del burofax hay que especificar cuál es el importe exacto de la deuda y, al mismo tiempo, determinar una fecha concreta con la que se pondría fin a la reclamación. Una vez superada la fecha de la reclamación, el remitente puede iniciar un proceso judicial si el deudor no cumple con sus obligaciones. En síntesis, en este ejemplo la tramitación y el contenido del burofax es un procedimiento para una reclamación extrajudicial.

Foto: Fotolia - Nizwa

 
 
 
Temas en Burofax
 

Redes Sociales