Política » Anarquía

Definición de Anarquía

La palabra anarquía es el término que empleamos en nuestro idioma para designar un estado que puede presentarse en cualquier contexto y que se caracteriza por el desorden, el caos, la confusión y por sobre todas las cosas por la ausencia de una autoridad que organice y ordene la situación en cuestión.

Desorden y caos en un contexto o situación cotidiana

O bien, puede suceder que existe una autoridad aunque su poder es tan débil que es como si directamente no estuviese. “Cuando el jefe sale de vacaciones, en el trabajo de Marcos, reina la anarquía: todos se retiran antes, faltan, etc.”

Nación en la que no hay gobierno

Por otra parte, la palabra anarquía presenta un uso habitual en el terreno político ya que a través de la misma se dará cuenta de aquel estado, nación, en el cual existe una ausencia total de gobierno o autoridad, es decir, no existe un individuo o grupo al cual la comunidad respete y obedezca, sino que por el contrario, prima un estado de caos.

En cualquier caso, el concepto refiere sin gobierno, y estos son los dos sentidos en los que mayormente se usa la palabra, en nuestra vida diaria, para referir el desorden que prima en un contexto o en relación a la organización de alguna cuestión.

Cualquier actividad humana demanda para llegar a buen puerto de una pizca de planificación previa para ser ejecutada conforme.

En tanto, si predomina el caos y el descontrol ese estado de cosas se llamará anarquía.

Este sentido de la palabra dispone de una connotación negativa.

Y por otro lado, en política, se usa extendidamente este concepto.

Generalmente un contexto de anarquía aparece tras la sucesión de algún hecho concreto que provoca una crisis y alzamiento generalizado del pueblo contra el poder de turno, el cual termina por abandonar el gobierno a la fuerza.

Doctrina política y social que promueve la ausencia de estado, la supresión de la propiedad privada y la libertad individual

Pero ojo que no siempre en el terreno político la anarquía será sinónimo de ausencia de autoridad, ya que por otra parte y como contracara nos podremos encontrar con el anarquismo que es una doctrina político social que promueve por sobre todas las cosas la libertad individual de las personas, la supresión total del estado y también de la propiedad privada como estado y forma de gobierno ideal.

Es decir, en un contexto político anárquico no habrá jerarquías, control social, ni autoridades que sean capaces de imponerse a los individuos, porque como dijimos, éstos, gozan de libertad absoluta para proceder.

En el anarquismo, la autoridad está considerada como algo negativo y totalmente contraproducente.

El anarquismo nace en el siglo XIX, en Europa, en reacción a la explotación que sufrían los obreros por aquellos tiempos de plena Revolución en los que las jornadas laborales superaban las más de diez horas de trabajo arduo, no había derecho alguno como si los hay hoy y encima se explotaba de una manera degradante a los niños.

El anarquismo fue contemporáneo al Marxismo y recibió una influencia de él siendo que comparten algunos principios y consideraciones, entre ellos el absoluto descontento respecto de la situación laboral de explotación descripta, la demanda de un cambio social y la idea de lograr esos cambios a través de la revolución.

Otro punto en común es la defensa de la propiedad colectiva y el rechazo de la propiedad privada, a esta última hay que suprimirla.

Mientras tanto, respecto de las diferencias con el comunismo, debemos señalar el rechazo del anarquismo a cualquier forma de gobierno, siendo que proponen la autogestión, los trabajadores deben ser quienes dirijan la economía y sus vidas; de ningún modo se acepta que esto lo haga un partido político, ningún grupo debe ostentar el poder.

Si bien este movimiento se ha difundido por todo el mundo, jamás se aplicó en la práctica en ningún estado del mundo.

El anarquismo y la relación con la violencia

Ahora bien, no podemos soslayar al abordar este tema, la violencia con la cual está vinculado el anarquismo, porque hay muchísimos ejemplos ayer y hoy, de grupos que siguen este ideario y cuya manera de manifestación es lisa y llanamente la violencia.

Usan el terror y la violencia para atacar el orden social vigente de un estado porque consideran que es opresor.

Es muy común apreciar en protestas que son promovidas por el anarquismo el ejercicio de la violencia sin límites.

La propiedad privada como ser edificios, casas y monumentos nacionales suelen ser el objetivo elegido por los grupos anarquistas para manifestar su odio hacia las instituciones y todo cuanto tenga que ver con la organización del estado que contraríe sus ideas.

Al partidario de esta forma de gobierno y por ende en el lenguaje popular a quien no gusta de observar las normas y respetar a las autoridades, se lo conoce popularmente como anarquista.

Entre los sinónimos más usados para esta palabra, sin dudas, el de caos es el que más se emplea, en tanto, el concepto que se opone es el de orden.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/politica/anarquia.php
 
 

Ahora en Política

Redes Sociales