Definición ABC » Negocios » Síndrome del Impostor

+

Definición de Síndrome del Impostor

sindrome-del-impostorEl síndrome del impostor es un fenómeno psicológico que muestra la creencia irracional de una persona que tiene la sensación de poca valía personal. A pesar de los logros profesionales alcanzados, de los éxitos acumulados o de las buenas acciones realizadas, la persona que vive esta sensación de impostora, experimenta la creencia interior de que no tiene un mérito real por tal objetivo.

Sensación de tener un éxito inmerecido

Existe un síntoma que muestra esta falta de confianza en sí misma. Por ejemplo, existen personas que se sienten muy incómodas cuando reciben elogios externos porque en su interior, no creen que aquello que están escuchando sea cierto.

Una persona que sufre el síndrome del impostor puede experimentar la inseguridad de sentir que nunca está lo suficientemente preparada como para lograr ese objetivo importante que se ha marcado. Es decir, es una persona que desmerece sus éxitos, su currículum y sus logros personales porque no da el valor objetivo a estos datos. Esta falta de seguridad y de confianza en uno mismo produce una lucha interior constante.

La línea fina que separa el éxito y el fracaso

El síndrome del impostor vive con la lucha interior de temer que en algún momento pueda ser descubierto, es decir, pueda ser puesto en evidencia y se delatado en su ignorancia. Un jefe que sufre el síndrome del impostor puede temer que en algún momento, uno de los empleados plantee una duda que no sepa resolver. Conviene puntualizar que este tipo de síndrome suele darse con más frecuencia en profesionales competentes que tienen una trayectoria brillante.

¿Cuál podría ser la explicación de este hecho?

Sindrome-impostorQue a mayor nivel de conocimiento, el ser humano también es más consciente de todo aquello que desconoce como bien expresó Sócrates a través de su magistral frase: "Solo sé que no sé nada".

En el interior del profesional también convive este vértigo emocional que produce el éxito y la posibilidad de perderlo ya que la línea que puede separar ambas vivencias puede ser muy fina. El síndrome del impostor no tiene porqué mostrar un problema de baja autoestima sino que, simplemente, puede reflejar una inseguridad de aquel profesional que es consciente de que no puede controlarlo todo. Es importante recordar que los errores son una oportunidad para aprender algo nuevo.

 
 
 
Temas en Síndrome del Impostor
 

Redes Sociales