Definición ABC » Negocios » Mercado Objetivo

+

Mercado Objetivo - Definición, Concepto y Qué es

El concepto de mercado objetivo debe contextualizarse en el ámbito del marketing y también en la esfera del emprendimiento. Se entiende por mercado objetivo el perfil de los posibles compradores. En otras palabras, a quien va dirigido un producto o un servicio.

La etiqueta de mercado objetivo no es la única, ya que existen otras como mercado meta, público objetivo, así como algunos términos en inglés (target group o directamente target).

La diversidad de clientes potenciales

El mercado está conformado por una amplia diversidad de clientes potenciales y cada sector de clientes tiene sus propias necesidades. Esto implica que un producto o servicio no se dirige a la totalidad de posibles clientes sino solo a una parte de ellos. Los expertos en mercadotecnia sostienen que dirigirse a todos o a nadie en particular es una fórmula que conduce al fracaso.

La segmentación del mercado objetivo

Para identificar un segmento de la población hay que dividir al conjunto de individuos en grupos o segmentos. A este proceso de clasificación se le llama segmentación, es decir, la agrupación de los clientes potenciales de acuerdo a una serie de factores (factores geográficos, demográficos, por los niveles de ingresos, por sus estilos de vida o según sus expectativas culturales). Todas estas variables son determinantes para concretar un mercado objetivo de clientes.

Para dirigirse de una manera efectiva a un mercado de clientes objetivo hay que conocer las circunstancias de cada sector. Por ejemplo, las mujeres que trabajan tienen poco tiempo y, por lo tanto, necesitan un tipo de alimentos (alimentos precocinados y fáciles de elaborar). Si una empresa de alimentación se establece en México no tiene que ignorar que a los mexicanos les gusta el picante.

Hay que tener en cuenta que cada cliente busca algo determinado; unos buscan calidad en el servicio, otros necesitan precios asequibles y hay quienes valoran aspectos estéticos.

En un estudio de mercadotecnia para definir un mercado objetivo hay que incorporar variables muy diversas: las necesidades psicológicas de los consumidores, la realidad económica y social, las costumbres de un lugar o las tendencias de moda.

Un ejemplo de lo que no debe hacerse en la búsqueda de un mercado objetivo

Imaginemos una firma comercial de ropa que quiera vender ropa sexy, cómoda, conservadora, para niñas y jóvenes, para mujeres maduras y para deportistas. Dirigirse a esta amplia gama de la población implica no tener una identidad propia y esto dificulta la elaboración de una estrategia de marketing exitosa.

Podríamos decir que esta estrategia sería como lanzar disparos hacia todos los lados.

Foto: iStock - Yagi-Studio

 
 
 
Temas en Mercado Objetivo
 

Redes Sociales