Definición ABC » Negocios » Diligente

+

Definición de Diligente

Si una persona realiza una actividad de manera eficaz, con rapidez y de manera responsable, estamos ante una persona diligente. Normalmente este adjetivo se utiliza para describir la destreza y la actitud de alguien en su profesión. Sin embargo, se puede emplear para referirse a un estudiante o a cualquier individuo que ejecuta una acción con esmero y dedicación.

Un profesional diligente es aquel que hace bien su trabajo desde el punto de vista del procedimiento y de la técnica y, al mismo tiempo, actúa de manera responsable y sin perder el tiempo.

La diligencia es una virtud

Cuando hacemos algo casi siempre hay dos opciones posibles: hacerlo de forma cuidadosa y lo mejor posible o con desgana, apatía y sin demasiada precisión. Desde un punto de vista moral, la virtud de la diligencia presenta varias dimensiones:

1) la persona actúa correctamente porque entiende que es su responsabilidad y su deber,

2) la actitud diligente es una forma de combatir la pereza y

3) el entusiasmo es un ingrediente fundamental de la diligencia, pues si no se tienen auténticas ganas de hacer las cosas bien, las cosas acaban saliendo mal.

Como norma general, la persona diligente tiene un alto sentido del deber, es escrupulosa con los detalles, adopta una actitud positiva, pregunta si no sabe hacer algo y tiene inquietud por aprender cosas nuevas. Estas cualidades están normalmente acompañadas de una alta motivación personal. Como es lógico, la pereza, la desgana o la falta de rigor son rasgos opuestos a la diligencia.

Frases típicas de las personas poco diligentes

"Ya lo haré mañana" (este tipo de afirmaciones ponen de manifiesto una tendencia a procrastinar, es decir, aplazar las cosas para otro momento)

"Yo salgo a las tres y ni un minuto más" (para algunos cumplir con sus obligaciones consiste en hacer lo que dice un contrato de manera literal).

"No voy a complicarme la vida haciendo cosas que no son necesarias" (esta frase es un claro ejemplo de la ley del mínimo esfuerzo).

"A mí no me pagan por estar contento en el trabajo" (en ningún contrato está escrito que sea obligatorio estar contento y con buena predisposición, pero es indudable que la actitud personal positiva debería formar parte de cualquier actividad).

Fotos: Fotolia - artislife

 
 
 
Temas en Diligente
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49117 fans
  • Twitter
    2302
  • Google
    453
  •