Definición ABC » Negocios » Concurso de Acreedores

+

Definición de Concurso de Acreedores

El concepto de concurso de acreedores forma parte de la terminología propia de la economía y más concretamente de aquellas situaciones en las que algunas empresas se encuentran en situación de crisis económica y no pueden hacer frente a sus deudas con sus acreedores.

En qué contexto se produce

En un contexto de crisis económica hay empresas que tienen dificultades para salir adelante, singularmente una serie de deudas que no pueden pagar (por ejemplo, con un proveedor o con varios o con una entidad bancaria). Ante esta situación las empresas en crisis tienen a su disposición un mecanismo legal para intentar superar esta coyuntura. El mecanismo legal establecido está recogido en la ley y en el caso de España es la ley concursal.

La idea básica del concurso de acreedores

La entidad que no puede asumir sus responsabilidades financieras se pone en manos de un juez mercantil, quien analiza la situación de insolvencia de la entidad (lo que tiene y lo que debe la empresa) y cuando el juez comprueba que efectivamente la entidad no puede asumir sus responsabilidades aprueba el concurso de acreedores. Esto implica que los acreedores de la empresa no puedan demandarla y que hacienda no puede aplicarle a la empresa los procedimientos ordinarios. Así, en lugar del cierre total de la empresa el concurso de acreedores permite que siga funcionando, pues el juez mercantil nombra a unos administradores concursales para que supervisen el funcionamiento de la empresa en situación de concurso de acreedores.

Por otra parte, el concurso de acreedores como procedimiento permite que la empresa alcance un acuerdo con sus acreedores. A partir de este momento los acreedores intentan pactar el pago parcial de la deuda que tiene la empresa con cada uno de ellos. De esta manera, la empresa insolvente ha podido reducir sus compromisos financieros (porque ha reducido la deuda que tiene o la ha aplazado) y de esta forma la empresa puede continuar con su actividad sin necesidad de cerrar la entidad.

concurso-acreedores-2

Una espada de protección

El concurso de acreedores es una figura legal destinada a proteger a las empresas y a los trabajadores que realizan su actividad en ellas para que puedan seguir funcionando. Sin embargo, esta protección teórica no se cumple en la mayoría de casos en la realidad, ya que por lo general las empresas en situación de concurso de acreedores acaban por ser liquidadas. Por este motivo, los expertos recomiendan que antes de poner en marcha el concurso de acreedores las empresas intenten negociar con los acreedores y con los propios trabajadores (por ejemplo, con una reducción de salarios y con un aplazamiento de las deudas).

Fotos: iStock - BrianAJackson / solidcolours

 
 
 
Temas en Concurso de Acreedores
 

Redes Sociales