Definición ABC » Negocios » Bricolaje

+

Definición de Bricolaje

En el hogar son muchas las posibles reparaciones que deben realizarse de manera periódica. Ante esta circunstancia caben dos opciones: recurrir a los servicios de un profesional especializado o bien reparar el desperfecto uno mismo. El mundo del bricolaje hace referencia a esta última posibilidad.

Una actividad de ocio muy práctica

Muchas actividades de ocio se realizan por mero placer y sin ningún fin práctico concreto. En cambio, los aficionados al bricolaje matan dos pájaros de un tiro, pues se entretienen arreglando los desperfectos de su vivienda y, al mismo tiempo, logran ahorrarse una cantidad de dinero que puede ser importante. Los amantes del bricolaje tienen normalmente una aspiración: habilitar un taller en su propio hogar.

Quienes practican esta actividad suelen tener habilidades manuales y una cierta destreza técnica y por este motivo popularmente se les llama manitas (por el contrario, cuando alguien es torpe o ineficaz a la hora de arreglar cosas se le llama chapuzas).

Las manitas son capaces de arreglar una ventana, montar un mueble, cambiar una cerradura, reparar una bicicleta o empapelar una habitación. Una lista de tareas de bricolaje sería prácticamente inacabable.

Desde un punto de vista histórico, la pasión por arreglar, mantener y decorar el hogar surgió en la década de 1950. En lugar de pagar por los arreglos, algunos optaron por una vía alternativa: solucionar las cosas por ellos mismos.

El sector de artículos de bricolaje

En todo el mundo existen establecimientos especializados en este sector. La idea de todos ellos es simple: que el aficionado a las manualidades del hogar pueda encontrar todas las herramientas y utensilios necesarios para satisfacer sus necesidades. Estos establecimientos se organizan normalmente por sectores: jardinería, carpintería, iluminación, ferretería, pintura, droguería, etc. Para fidelizar al cliente se elaboran guías y se editan videos con consejos prácticos.

Los aficionados cuentan con una nueva herramienta para solucionar sus dudas: los tutoriales de YouTube. No hay que olvidar, por otra parte, que en algunas cadenas de televisión se emiten programas en los que se explica de manera didáctica cómo se arreglan las cosas y cómo desarrollar nuevos proyectos en el hogar.

Con “g” o con “j”

En español estas dos letras provocan una cierta controversia. Un buen ejemplo de ello lo encontramos con la palabra que da título a esta nota. Se trata de un término que proviene del francés, concretamente de bricolage (bricoler significa precisamente arreglar).

Sin embargo, cuando la palabra se adapta a nuestro idioma debe cambiarse la g por una j, ya que las palabras terminadas con el sufijo aje se escriben con jota, como peaje, lenguaje, rodaje o salvaje.

Fotos Fotolia: SkyLine / Kzenon

 
 
 
Temas en Bricolaje
 

Redes Sociales