Definición ABC » Negocios » Balance de Comprobación

+

Definición de Balance de Comprobación

El balance de comprobación es un instrumento contable que permite visualizar de forma rápida el estado de la contabilidad de una empresa en un determinado momento.

En la mayoría de legislaciones su elaboración queda a voluntad del empresario, aunque su uso está ampliamente recomendado ya que permite conocer con precisión si hay algún error en el estado financiero de la empresa y así poder subsanarlo antes de elaborar las cuentas anuales.

De esta manera, el objetivo fundamental de este balance es el de servir como herramienta para comprobar que no haya asientos descuadrados en el Libro Mayor de una empresa. Aún así, el que el balance de comprobación muestre unos resultados correctos no garantiza que no haya errores contables, ya que, por ejemplo, se podría haber recibido el pago de un cliente y habérselo anotado a otra persona, por lo que las cuentas cuadrarían, pero no serían correctas.

En última instancia la labor de realizar el balance de comprobación debe ir acompañada de la revisión, una a una, de todas las entradas contenidas en el Libro Mayor para tener la certeza de que todo se encuentre en orden.

Contrariamente a lo que sucede con el balance final, el balance de comprobación no tiene un período concreto para su publicación o cierre, aunque se recomienda elaborarlo de forma trimestral.

Composición del balance de comprobación

De forma similar a otros registros contables, el balance de comprobación se presenta dividido en dos grandes partes. Así, en su parte superior o encabezamiento, se encuentran el nombre de la empresa, el nombre del registro “Balance de Comprobación” y la fecha correspondiente a la toma de los datos reflejados en las cuentas.

Por otro lado estaría el cuerpo, situado en su parte inferior, el cual se encuentra conformado por diversas columnas, entre las que destacan las dos columnas de sumas y saldos.

Elaboración del balance de comprobación

La elaboración del balance de comprobación comienza obteniendo las sumas de las anotaciones para cada cuenta, lo que incluye el debe como el haber. Con esos datos se calcula el saldo de las cuentas.

En caso de ser una cuenta donde se refleje un activo o un gasto, entonces el resultado vendrá dictaminado por la diferencia entre debe y haber, mientras que si los datos son de un ingreso o un pasivo, el calculó será al revés, restando el debe al haber. Finalmente, estos datos son los que se trasladan al balance de comprobación.

Fotos: iStock - hocus-focus

 
 
 
Temas en Balance de Comprobación
 

Redes Sociales