Definición ABC » Medio Ambiente » Soto

+

Definición de Soto

En las riberas o vegas de algunos ríos pueden encontrarse sotos. El soto fluvial es un pequeño bosque y por este motivo se conoce también con el nombre de sotobosque.

Desde el punto de vista de la toponimia, algunas localidades de la geografía española reciben su denominación por su cercanía a un soto (Soto Rucandio en Cantabria, Soto del Real en la sierra de Madrid o Soto de Luiña en Asturias serían algunos ejemplos).

La vegetación de los sotos

El área vinculada al curso de los ríos conforma normalmente una vegetación abundante: árboles de gran tamaño, plantas que se adaptan bien a la sombra de los árboles, arbustos, enredaderas y flores. La frondosidad de los sotos se debe a dos motivos: la calidad del suelo y la influencia del agua de los ríos sobre la naturaleza. Hay que tener en cuenta que los niveles de humedad de estas áreas y la sombra que generan hacen que en estas zonas se desarrollen hongos y helechos y esta circunstancia convierte al sotobosque en un ecosistema de alto valor ecológico.

El valor medioambiental de los bosques fluviales

La mayoría de los ríos tienen las condiciones idóneas para que en sus cauces pueda desarrollarse una vegetación abundante. Los hábitats fluviales de los sotobosques tienen un valor ecológico por varios motivos:

1) son fundamentales a la hora de determinar el cauce de los ríos,

2) el tipo de hábitat natural influye en la regulación de la temperatura del agua del río y esta circunstancia influye en actividades como la pesca y

3) cuando los bosques de ribera desaparecen por la intervención humana, las zonas habitadas más cercanas pueden verse afectadas muy negativamente, ya que al desaparecer el sotobosque como barrera protectora los desbordamientos de los ríos causan inundaciones con graves consecuencias.

El sotobosque y el ocio

Los cauces de los ríos con sotobosque no solo tienen un valor ecológico indiscutible, sino que también son una buena propuesta para el ocio y el tiempo libre. En este sentido, en muchos países con tradición fluvial se han creado vías verdes a partir de los sotobosques. En estas zonas es posible realizar todo tipo de actividades lúdicas: senderismo, pasear con bicicleta, actividades relacionadas con la educación medioambiental, turismo de aventura o pesca de río.

Los sotobosques como vías verdes representan una alternativa al turismo tradicional de sol y playa. Por este motivo, países con un número elevado de ríos (por ejemplo, Brasil, Francia o Canadá) están preservando y cuidando los bosques de ribera para potenciar el turismo ecológico.

Fotos: Fotolia - Javier Castro / 048363394

 
 
 
Temas en Soto
 

Redes Sociales