Definición ABC » Medio Ambiente » Pluma

+

Definición de Pluma

La pluma es un elemento que forma parte del cuerpo de todas las aves, vuelen estas o no, y que sirve para recubrir su piel del frío, viento, agua u otros elementos del ambiente, permitiéndoles protegerse mejor. Las plumas pueden encontrarse en el ave en varias capas, siendo las más externas más gruesas y las internas más suaves, incluso teniendo variaciones de color entre las capas. Cada pluma forma en conjunto lo que se conoce como plumaje que, dependiendo del animal, del momento del año, de estados nerviosos, etc. puede cambiar y ser reemplazado por un nuevo plumaje progresivamente.

En la ciencia que estudia a los animales, la zoología, el plumaje es considerado como uno de los sistemas tegumentarios existentes. Un sistema tegumentario es aquel que recubre el cuerpo de un animal para aislarlo y proteger los órganos internos del ambiente externo. Uno de estos sistemas tegumentarios es el plumaje y quitarle a un animal por completo el conjunto de plumas puede sin dudas exponerlo a un sinfín de complicaciones como enfermedades, infecciones, etc. El reemplazo de las plumas se da naturalmente en el cuerpo del animal pero de manera progresiva. Del mismo modo, cuando un animal se ve expuesto a alteraciones en sus plumas sufre del mismo modo que lo hace un ser humano cuando su piel se ve afectada. En este sentido, un ejemplo muy característico son las aves empetroladas que sufren un daño importante a su plumaje y que pueden verse enfrentadas a infecciones o incluso asfixia por la presencia del material petrolífero sobre sus cuerpos.

Las plumas están compuestas por miles de folículos (especies de pelos) que se mantienen muy unidos entre sí y que protegen al cuerpo de agentes externos. Cada pluma contiene una base rígida que es la que la une al cuerpo y un conjunto de folículos plumáceas y folículos plumosos. Los primeros son los que se mantienen más cerrados y unidos y los segundos son aquellos que se encuentran más cerca de la base y que se muestran más abiertos y desordenados.

Uno de los elementos más interesantes de las plumas es que no hay dos iguales, del mismo modo que para los seres humanos no hay huellas digitales iguales. Si bien cada animal o cada especie mantiene características similares en cuanto al color, la forma, la longitud, el grosor de los folículos, etc., la verdad es que las plumas son diferentes entre sí. En conjunto hacen que un animal se pueda distinguir del otro a partir de las tonalidades, de los colores, etc.

 
 
 
Temas en Pluma
 

Redes Sociales