Definición ABC » Medio Ambiente » Ópalo

+

Definición de Ópalo

Esta piedra semipreciosa no presenta una estructura cristalina, pero sí tiene una amplia gama de tonalidades. Se trata de un mineral coloidal amorfo que está formado por diminutos cristales y normalmente se encuentra en forma de vetas de distintos colores.

Principales características

El ópalo contiene silicio y oxígeno en una proporción igual al cuarzo, por lo que en ocasiones se pueden confundir.

Al estudiarlo microscópicamente se ha apreciado que está formado por esferas pequeñísimas de sílice que se encuentran rodeadas de espacios vacíos. Es un poco menos duro que el cuarzo (su dureza alcanza los seis puntos sobre diez en la escala de Mohs), no se raya fácilmente y es bastante frágil debido a que en su interior puede haber agua sin cristalizar.

Existen dos variedades principales: el ópalo noble y el común

Si bien ambas se utilizan como piedras preciosas, solamente el noble produce la iridiscencia de los colores del arco iris. Sus variados colores se deben a la difusión y reflexión de la luz desde las diminutas esferas transparentes de silicio. El color del ópalo noble varía mucho, pero el más abundante es el blanco, el gris, el marrón, el naranja y el azul.

En Australia se encuentra el ópalo más apreciado (el ópalo negro) y en México se encuentra el llamado ópalo de fuego.

Su dimensión histórica y simbólica

Los griegos del mundo antiguo relacionaban la belleza de esta piedra con la idea de gloria y prestigio social y los romanos acaudalados las regalaban a sus esposas y amantes. En la iglesia católica fue muy valorada y, de hecho, los obispos la utilizaban para sus anillos como un símbolo de buena suerte.

A lo largo de la historia, el ópalo se ha asociado a la salud y a la riqueza. También se dice que es una piedra kármica y que aporta justicia y armonía. En el mundo oriental es valorada como una gema sagrada vinculada a la fidelidad y a la buena fortuna.

En el contexto de la astrología se considera que es un elemento protector asociado al signo de Libra y durante el medievo se creía que con ella era posible que las personas se hicieran invisibles. Para los árabes de la antigüedad era una piedra caída del cielo y los nativos americanos la utilizaban para atraer visiones y permitir la adivinación.

En la medicina ayurvédica los distintos colores del ópalo se asocian a la salud. Así, las piedras de color rojo combaten los problemas de garganta y ayudan a superar la depresión y las de color negro mejoran el apetito sexual.

Fotos: Fotolia - Rafael Ben-Ari / Vvoe

 
 
 
Temas en Ópalo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •