Definición ABC » Medio Ambiente » Humo

+

Qué es Humo

El uso más extendido que ostenta la palabra humo nos permite referir a aquel producto en estado gaseoso que resulta de la combustión de un combustible que no llegó a completarse, por tanto, se trata de un resultado no buscado de una combustión y que normalmente aparece en la realización de fogatas, en las brasas, y en los motores de nafta o diésel.

Producto gaseoso que procede de una combustión incompleta y que es altamente toxico para las personas y el medio ambiente

Cabe destacarse que cuando una combustión se completa de manera satisfactoria los productos que resultan son: dióxido de carbono, agua y otros compuestos.

El humo es uno de los productos más tóxicos que existen, pudiendo desencadenar complicaciones respiratorias severas, incluso mortales para los seres vivos que quedan expuestas a ella, y contaminación del medio ambiente.

Principales problemas de salud que ocasiona: asfixia, cáncer y muerte

Entonces, su inhalación, por ejemplo a través del humo que expiden las chimeneas de las fábricas, o de cualquier otro establecimiento, es la causa más común de asfixia como consecuencia de aquellos componentes tóxicos que ostenta, entre ellos, el monóxido de carbono.

Además, las partículas que lo conforman son en su mayoría carcinógenas con lo cual la exposición al mismo durante un lapso de tiempo prolongado puede provocar cáncer.

Por su lado, el cigarrillo también despliega un humo intenso una vez encendido y suele resultar muy dañino al entrar en contacto con nuestros pulmones, y asimismo para la gente que aunque no fuma lo inhala en lugares cerrados.

Por otro lado, a instancias de los incendios, el humo pude ocasionar en aquellos que quedaron presos del mismo la muerte por asfixia, o una tremenda intoxicación, si es que se estuvo expuesto al humo durante un lapso prolongado.

La letalidad del humo

Los expertos afirman que el humo es mucho más letal de lo que lo es el fuego.

Además de la complicación y obstrucción que produce en las vías respiratorias, irrita la vista.

En cuanto a los pulmones, el humo hace que se obstruya el ingreso de oxígeno en la sangre y de inmediato se genera una falla respiratoria.

La inflamación de las vías aéreas normalmente se manifiesta con tos, moco, o bronco espasmos.

El humo de los incendios está plagado de sustancias tóxicas como el monóxido de carbono, entre otras, y que proceden de la quema de cables eléctricos, de carbón, plástico, y caucho quemado.

Entre los síntomas más corrientes de inhalación de humo se cuentan: tos, ronquera, dolor en el pecho, dificultad para respirar, dolor de cabeza, náuseas, desmayo, irritación en los ojos, y hollín en las fosas nasales y en la garganta.

Pero el mencionado no es el único uso que le damos en nuestro idioma a la palabra humo, también nos encontramos con otros usos recurrentes que repasaremos a continuación.

Vapor de una sustancia que hirvió

A aquel vapor que manifiesta cualquier sustancia que hierve o fermenta se lo denomina humo. “El café que me serviste echa humo aún, voy a dejarlo reposar unos minutos antes de tomarlo.”

Método de comunicación

Pero no siempre el humo implica algo negativo para la salud humana y el ambiente, ya que muchas veces es producido de manera controlada como método de comunicación, para enviar señales.

Por ejemplo, en la antigüedad era común que las personas alertasen sobre la presencia de enemigos en el territorio a través de señales de humo, o también cuando una persona se perdía, el humo, podía ser la manera de hacerse visible para quienes lo buscaban.

Religión católica: símbolo empleado en la elección Papal

Y en la Iglesia Católica el humo tiene una significación especial y muy relevante ya que es a través del mismo, de un humo blanco, que los cardenales que están reunidos en el cónclave que elige al nuevo Papa de la Iglesia, anuncian que ya se ha llegado a un acuerdo, mientras que el humo negro anuncia que aún no hay acuerdo y que seguirá la reunión para decidir quién será el Papa.

Expresiones populares que contienen la palabra

Y también en el lenguaje cotidiano la palabra humo aparece contenida en muchas expresiones de uso popular para referir diversas cuestiones como ser: bajar los humos a un individuo (cuando una persona le disminuye el exceso de soberbia a otro), echar una persona humo (para dar cuenta cuando alguien se encuentra muy enojado con algo), irse al humo (actuar con suma rapidez y agresividad para con alguien), subirle a una persona los humos (para dar cuenta del exceso de vanidad de alguien), hacerse humo alguien (cuando una persona se va de un lugar de manera silenciosa sin que nadie lo perciba en el momento que lo hace).

 
 
 
Temas en Humo