Medio Ambiente » Freza-Desove

Definición de Freza-Desove

Los términos freza y desove son equivalentes y ambos se refieren a una forma de fecundación de los peces y anfibios, concretamente la fecundación externa. Esto ocurre cuando la célula sexual masculina se une con la femenina fuera del cuerpo de la hembra. Los peces fecundados de esta manera son ovíparos, como la sardina, la trucha, el salmón y, en general, la gran mayoría de especies acuáticas.

El momento en que la hembra expulsa los huevos de su interior se conoce como freza o desove

Se trata de unos minúsculos huevos transparentes que al contactar con el agua se endurecen. Con posterioridad el macho expulsa su esperma sobre los huevos para que sean fecundados.

A los pocos días de los huevos nace una larva acompañada de una sustancia viscosa llamada vitelo. Esta sustancia proporciona alimento a la larva del pez hasta que su boca y su tracto digestivo se han formado completamente. Con el paso del tiempo la larva va experimentando una transformación o metamorfosis hasta que finalmente se forma un pez adulto.

El desove de la trucha

En los meses de invierno, normalmente en diciembre, las hembras de la trucha se encuentran en celo y es cuando se produce la freza o desove. El desove de estos peces de río tiene lugar en zonas de aguas tranquilas en las que es más fácil que los huevos se depositen en el fondo.

Los machos protegen estos lugares frente a la amenaza de otras especies. Las hembras construyen una especie de nido para depositar los huevos y para ello remueven la arena del fondo del río creando un surco.

En el proceso de fertilización es importante que tanto los huevos de la hembra como el esperma de los machos se desprendan de manera sincronizada. Cuando los huevos ya han sido fecundados, la hembra los cubre con grava y luego abandona la zona, pero los machos continúan vigilantes para proteger los huevos.

El desove de las tortugas marinas y la presencia humana

Estos animales desovan en las playas, pues es el sitio más adecuado para colocar sus huevos. Sin embargo, si las hembras son perturbadas por la presencia humana o por ruidos, deciden abandonar el lugar y regresan al agua sin haber puesto los huevos.

Si las hembras encuentran una playa tranquila depositan sus huevos en un hoyo fabricado por ellas mismas con sus aletas. Como pauta general, cada hembra deposita unos 100 huevos en cada nido. Después de esta fase inicial la hembra cubre el nido con arena para camuflar su presencia y evitar el ataque de posibles depredadores. Tras la incubación, son muy pocas las tortugas que nacen y pueden regresar al agua.

Foto: Fotolia - pisotckii

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Freza-Desove
 

Ahora en Medio Ambiente

Redes Sociales