Medio Ambiente » Fotoperiodo

Definición de Fotoperiodo

El desarrollo de las plantas depende en gran medida de la luz que reciben. En este sentido, el denominado fotoperiodo hace referencia a la influencia que ejercen los periodos de luz y oscuridad sobre las plantas a lo largo de un periodo de tiempo, ya sea un día, una estación o un ciclo solar.

Cada especie vegetal necesita un fotoperiodo determinado

Las funciones orgánicas de los vegetales se activan o desactivan según el número de horas de luz a las que están expuestos. Hay árboles que requieren de una serie de horas de luz al día para que su metabolismo funcione adecuadamente. De esta manera, si no reciben el suficiente impacto luminoso su crecimiento se altera (en otoño hay menos horas de luz al día y el crecimiento de los árboles se detiene significativamente).

Plantas de días largos, de días cortos y neutros

La germinación de las semillas y la floración son estados que se producen en un momento específico del año. El estímulo ambiental utilizado por las plantas para detectar cada época del año es el principio básico del fotoperiodo.

Las plantas de días largos florecen solamente si los periodos de luz son prolongados. Esta situación tiene lugar al final de la primavera y el principio del verano en el hemisferio norte y es inversa en el hemisferio sur. Algunos ejemplos de modalidad son el trébol, las espinacas, la lechuga, el trigo o la remolacha.

Las plantas de días cortos requieren más horas de oscuridad que de luz. La caña de azúcar, el maíz o el tabaco son algunos ejemplos de esta tipología.

Los ciclos de día y noche del fotoperiodo no son determinantes para todas las plantas, ya que algunas regulan sus funciones de manera autónoma. La insensibilidad al fotoperiodo se presenta en el tomate o en el pepino.

El fotoperiodo y el reloj interno de las plantas

Todos los seres vivos tienen un reloj biológico que les permite regular sus funciones. En este sentido, la sensibilidad al fotoperiodo se produce por la interacción de dos elementos: la luz solar percibida por los foto-receptores de las células especializadas y el reloj circadiano de las plantas.

El vínculo entre el reloj biológico de las plantas y su adaptación a los cambios de luz es una cuestión directamente relacionada con la producción de los cultivos agrícolas. Los expertos en fisiología vegetal afirman que el reloj circadiano de las plantas funciona de una manera flexible, hasta el punto de adaptarse a los cambios de luz imprevistos. El conocimiento de sus mecanismos internos puede ser de gran utilidad para afrontar los periodos de sequía o para mejorar la calidad de las cosechas.

Foto: Fotolia - Marco Desscouleurs

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Fotoperiodo
 

Ahora en Medio Ambiente

Redes Sociales