Medio Ambiente » Fosa Oceánica

Qué es Fosa Oceánica

Los enclaves más profundos de los océanos son conocidos como fosas oceánicas o fosas marinas. Se trata de uno de los lugares de nuestro planeta más desconocidos y a la vez más enigmáticos. Algunas de estas fosas alcanzan los 11 kilómetros de profundidad.

Estos ecosistemas tiene tres características singulares: la ausencia de luz solar, el aumento de la presión y las bajas temperaturas.

Como es lógico, para el estudio de las profundidades del océano es necesario la tecnología más avanzada, especialmente el uso de sonares de alta resolución.

Las fosas oceánicas suponen un reto para la comunidad científica

Las fosas oceánicas tienen un alto interés científico por varios motivos:

1) el estudio de las especies y microorganismos que allí habitan,

2) en estos lugares es posible experimentar la resistencia de algunos materiales, pues la presión que hay en ellos es muy superior a la habitual,

3) el conocimiento del ciclo del carbono y

4) la comprensión de los cambios climáticos y de las corrientes subterráneas.

El estudio de todos estos aspectos convierte a las fosas oceánicas en zonas con un gran interés para la comunidad científica. Desde un punto de vista económico, el sector petrolífero realiza prospecciones y sondeos en busca de petróleo en estas áreas. En cualquier caso, la comunidad científica considera que el estudio de las profundidades oceánicas se encuentra en una etapa muy inicial.

La fosa de las Marianas

El abismo Challenger situado en la fosa de las Marianas es el lugar más profundo del océano y está situado al sur de las Islas Marianas en el Pacífico. La primera exploración de esta fosa tuvo lugar en 1875 y desde entonces se han realizado varias expediciones (en 2012 el cineasta James Cameron fue la primera persona que llegó en solitario al punto más profundo de la Tierra y lo hizo en un submarino patrocinado por National Geographic).

Según las investigaciones realizadas, su profundidad exacta es de 11.034 metros y su punto más profundo se conoce como Abismo Challenger, así llamado en honor a la primera expedición inglesa que se realizó en 1875 en la corbeta HMS Challenger.

En la fosa de las Marianas se han encontrado todo tipo de curiosidades, como crustáceos de gran tamaño, calamares gigantes, medusas, distintas formas de plancton y seres unicelulares que no existen en otros sitios del planeta. Los animales que habitan este lugar se alimentan de los sedimentos que hay en las llanuras abisales.

Para los biólogos marinos es todo un reto descubrir cómo las distintas especies han podido adaptarse a un medio tan hostil, pues hay que tener en cuenta que a esta profundidad no llega la luz solar.

Fotos: Fotolia - sea / swillklitch

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Fosa Oceánica
 

Ahora en Medio Ambiente

Redes Sociales