Definición ABC » Medio Ambiente » Especie Invasora

+

Definición de Especie Invasora

Cada ecosistema está formado por un conjunto de especies autóctonas, es decir, animales o plantas que habitan en armonía en un medio determinado. Sin embargo, cuando una especie se introduce en un ecosistema nuevo, es muy probable que se genere un efecto invasor.

En la terminología científica, una especie invasora se denomina especie alóctona. Este fenómeno tiene un alcance planetario y puede manifestarse en cualquier tipo de hábitat natural.

Las especies invasoras sin enemigos naturales se pueden convertir en plagas muy dañinas

Todos los ecosistemas necesitan mantenerse de manera estable. Si por cualquier motivo una especie invasora se introduce en un hábitat, se debilita el equilibrio natural y el ecosistema se encuentra seriamente amenazado.

El mejillón cebra es una especie que proviene originariamente del Mar Caspio y del Mar Negro, donde sus enemigos naturales hacen que la población de estos animales se mantenga estable. Sin embargo, sus larvas pueden adherirse a los barcos y acabar llegando a otros mares. Cuando esto ocurre se produce una invasión con efectos potencialmente dañinos para la nueva área natural.

Algunos castores, por ejemplo el coipú, son originarios de Sudamérica, pero han sido introducidos en distintos ecosistemas del continente europeo. Este animal resulta dañino para el equilibrio de la vegetación acuática de las marismas ya que evita el desarrollo de la planta del carrizo (esta planta es fundamental para la protección de algunas aves migratorias).

Los colonizadores europeos introdujeron especies exóticas en el continente americano. Así, ratones, liebres y conejos fueron introducidos en algunos ecosistemas y todavía se padecen las consecuencias.

Por ejemplo, las cabras introducidas en la isla de Juan Fernández en Chile provienen de una raza doméstica europea que fue introducida en la isla en el siglo XV con el propósito de alimentar a los navegantes (estos animales han alterado la vegetación autóctona de este lugar).

Los ejemplos mencionados nos recuerdan que cualquier animal exótico sin enemigos naturales puede alterar el equilibrio de un ecosistema. En la mayoría de circunstancias, la introducción de un ser vivo en un nuevo hábitat se realiza por desconocimiento, a veces de manera intencional y a veces de forma accidental.

En cualquier caso, esta conducta es imprudente y potencialmente muy dañina.

Principales consecuencias

El fenómeno de la invasión tiene consecuencias diversas, como la alteración del entorno, nuevos mecanismos de competición con las especies autóctonas o posibles invasiones de las infraestructuras de canalización de agua.

Básicamente, se genera un desastre ecológico y económico. Los daños de este fenómeno afectan a granjas, cultivos, reservas naturales o actividades forestales.

Foto: Fotolia - goldika

 
 
 
Temas en Especie Invasora
 

Redes Sociales