Definición ABC » Medio Ambiente » Crescentia Cujete

+

Definición de Crescentia Cujete

Este árbol ornamental de la familia biognoniaceae se conoce popularmente como árbol de las calabazas. Su nombre científico está dedicado a un naturalista italiano del siglo Xlll y el epíteto cujete proviene de su denominación popular en Brasil. Posee otras muchas denominaciones populares dependiendo del territorio, como palo de huacal, totumo, guiro, gua o jícaro.

Características principales

Es originario de México y América Central. Tiene una altura que oscila entre los 4 y 6 metros, sus ramas son retorcidas y su copa abierta. Su fruto tiene un aspecto similar a la calabaza y una forma esférica. La floración de sus hojas perennes tiene lugar durante el periodo primaveral y el periodo de siembra recomendable también es la primavera.

En cuanto al periodo de recolección de la semilla se produce en el mes de octubre (el método de siembra más habitual es en almácigo al voleo). Antes de su plantación es recomendable un proceso de rastreo durante el periodo de lluvias y un deshierbe.

El jícaro es el fruto del árbol y con él se fabrican vasijas denominadas jícaras

Las jícaras son unos recipientes artesanales que se fabrican a partir de la corteza del jícaro. Estas vasijas ya eran empleadas por algunos pueblos originarios de México, como los aztecas o los mayas.

En algunas regiones mexicanas, especialmente en el estado de Tabasco, las jícaras siguen empleándose para beber chocolate o pozol, una bebida tradicional de la cultura náhutl. Por otra parte, estas piezas son muy valoradas por los turistas, pues están hechas a mano y cada una de ellas lleva un elemento decorativo de la cultura popular.

Con la corteza del jícaro también se fabrican otras piezas: artesanía popular, instrumentos musicales y utensilios de la cocina tradicional.

Sus propiedades medicinales y otros usos

Los árboles han sido y son una fuente inagotable de remedios curativos. El Crescentia cujete presenta un amplio abanico de funciones sanadoras:

1) los problemas de la piel son curados con el zumo del jícaro,

2) la anemia y la deficiencia nutricional se trata con las semillas del fruto,

3) las semillas también se consumen para frenar las hemorragias, aliviar el dolor de oído y mejorar la calidad de la leche materna,

4) el extracto de Crescentia Cujete se emplea para combatir el asma y como sustancia antibiótica y

5) la tos y la irritación de garganta se alivia con un jarabe de jícaro.

Algunos barnices se obtienen a partir del aceite de jícaro que se extrae de las semillas. En algunos territorios de Centroamérica se elaboran galletas nutritivas con sus semillas, así como leche vegetal y horchata. Con el fruto también se preparan dulces para los niños.

Fotos Fotolia: gonzalocalle / petcharapj

 
 
 
Temas en Crescentia Cujete
 

Redes Sociales