Contaminación Ambiental - Definición, Concepto y Qué es

David Alercia
Licenciado en Biología

La contaminación es un grave problema que puede tener efectos nocivos en la salud de la población y en la los demás seres vivos. Para poder entender qué causa la contaminación y cómo remediarla, una clasificación sencilla de los tipos de contaminación puede hacerse teniendo en cuenta el medio afectado. Así, se habla de contaminación del agua, del aire y del suelo, sin importar cuáles sean los tipos de contaminantes presentes. En los últimos tiempos ha empezado a prestársele atención a dos tipos de contaminación por energía muy frecuentes en las ciudades: por sonido o acústica, y por luz o lumínica.

Contaminación del aire

La contaminación del aire implica, en todos los casos, una reducción de la calidad del aire y puede representar un riesgo para las personas con problemas respiratorios. Puede causar tos y empeorar enfermedades pulmonares preexistentes como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Cuando la contaminación del aire es grave la capacidad pulmonar de todas las personas se ve comprometida y aumentan las enfermedades de nariz, garganta y pulmones. Los más afectados son los niños, los ancianos, las personas con enfermedades respiratorias y fumadores. También puede afectar al rendimiento cardiovascular y aeróbico y causar irritación en los ojos o la piel. En algunas personas pueden aparecer alergias a estos contaminantes del aire.

La contaminación del aire puede deberse a la presencia de partículas en suspensión, como polvo o partículas aún más finas, que transporta el viento, o que pueden derivar del escape de los automóviles o de las chimeneas de combustión (hollín). El humo de los incendios también es una fuente importante de contaminantes atmosféricos. Los gases tóxicos, como el monóxido de carbono, los óxidos de azufre y nitrógeno, que son liberados por la combustión de los motores y de los combustibles fósiles también disminuyen la calidad del aire. La lluvia ácida y el adelgazamiento de la capa de ozono son dos efectos importantes de la contaminación del aire.

Cuando los gases de nitrógeno y azufre del aire se combinan con el agua en la atmósfera, los óxidos sufren una reacción química conocida como hidratación, que los convierte en ácidos fuertes. Estos ácidos acidifican el agua de las nubes. La precipitación de esta agua acidificada se conoce como lluvia ácida que daña los ecosistemas acuáticos y terrestres y corroe los monumentos y las infraestructuras, al acelerar los procesos de meteorización química, como la corrosión y la dilución. Son particularmente sensibles a la lluvia ácida los monumentos y estructuras de metal, mármol y caliza.

El adelgazamiento de la capa de ozono se debe a la emisión de gases conocidos como clorofluorocarbonos (CFC) que destruyen la molécula de ozono. La capa de ozono de la atmósfera terrestre filtra los rayos ultravioletas del sol. Sin la protección del ozono, estamos más expuestos a esos rayos, que contribuyen a las quemaduras graves por el sol, aumento del riesgo de cáncer de piel, foto envejecimiento de piel y ojos.

Los CFC han dejado de usarse a nivel mundial desde 1990, porque fueron prohibidos cuando se conocieron sus efectos dañinos. Actualmente la capa de ozono se está recuperando, pero no se espera que alcance sus niveles normales de ozono hasta 2080.

Contaminación del agua

La presencia de sustancias tóxicas, residuos orgánicos, inorgánicos o microorganismos patógenos en el agua afecta a su calidad y a su disponibilidad. En los ríos, los vertidos de efluentes cloacales sin tratar y residuos industriales o agrícolas son una fuente importante de contaminantes. La contaminación fecal se produce por vertidos cloacales sin tratamiento al agua, y vuelve al agua no apta para consumo, ya que las bacterias y parásitos que pueda contener representan un serio riesgo para la salud, pudiendo causar enfermedades como cólera, tifus o hepatitis.

En otros casos, los vertidos de residuos agrícolas, jabones y cloacales conducen a un fenómeno ecológico conocido como eutrofización del agua, que es un crecimiento desmedido de bacterias y algas, y usualmente se ve como una película verde brillante o azulada en la superficie del agua. Estas bacterias son capaces de producir compuestos tóxicos que le dan mal sabor y olor al agua y pueden producir enfermedades. El agua eutrofizada es más difícil de potabilizar para consumo humano. Además, la eutrofización frecuentemente consume el oxígeno del agua produciendo eventos de muerte masiva de peces por asfixia y por los mismos contaminantes y toxinas presentes en el agua.

Los residuos industriales y de la minería pueden contaminar el agua con aceites y combustibles que son difíciles de quitar y con metales pesados (como el plomo o el mercurio) u otros elementos muy perjudiciales para la salud como el arsénico.

Contaminación del suelo

En al caso del suelo, la contaminación se produce por lo general por infiltración de líquidos contaminantes (ya sean residuos, líquidos cloacales sin tratamiento, residuos industriales). En los suelos agrícolas, los productos químicos utilizados en la agricultura se infiltran directamente en el suelo.

Las acumulaciones de residuos, conocidos en algunos lugares como vertederos, cuando son mojados por la lluvia o cuando empiezan a descomponerse, producen líquidos cargados de contaminantes.

La contaminación del suelo puede comprometer seriamente su capacidad de sostener vida vegetal y animal, pero, además, los contaminantes pueden llegar a las napas de agua subterránea, que son la fuente de agua de muchas poblaciones (el agua de pozo), volviéndola peligrosa si se consume.

Contaminación por energía: lumínica y acústica

La contaminación acústica implica un nivel de ruido excesivo en el ambiente. Puede afectar al bienestar psicológico y físico de las personas, provocando estrés, ansiedad, insomnio, problemas de audición o dolencias relacionadas, como la hipertensión. También puede afectar de igual forma o peor a la comunicación y al comportamiento de los animales.

Muchos animales son más sensibles a los sonidos que los humanos, y es frecuente observar que ciertas especies de animales huyen de los lugares ruidosos, incluso se dan casos en que las poblaciones de animales se van a vivir a otro lado y no vuelven más al ambiente ruidoso que dejaron atrás. Está es una de las causas del empobrecimiento de biodiversidad en los lugares poblados y ciudades. Por supuesto que otras especies, sin dejar de ser silvestres, se adaptan perfectamente a vivir con los ruidos de la ciudad; como los gorriones, las palomas o las ratas.

La contaminación lumínica es producida por la presencia de luz artificial excesiva o innecesaria en el ambiente. Se da sobre todo en las ciudades y sus efectos nocivos están muy relacionados con la falta de oscuridad. El ciclo luz–oscuridad regula muchos comportamientos y procesos fisiológicos en los seres vivos. El ciclo día-noche se conoce como ritmo circadiano y en mantenido por un mecanismo de reloj biológico, que se mantiene sincronizado con los periodos de luz y oscuridad. Los ritmos circadianos más conocidos son el ciclo de sueño-vigilia de los animales; pero existen mecanismos fisiológicos como la producción de hormonas, el apetito, los periodos de reproducción entro otros muchos que también están regulados por el reloj biológico.

La iluminación constante puede sacar de hora nuestro reloj biológico, afectando a los ritmos circadianos y al ciclo sueño-vigilia de las personas y animales, lo que puede causar trastornos del sueño, estrés, fatiga crónica, disminución del rendimiento intelectual o alteraciones hormonales. Los animales nocturnos en ocasiones utilizan la luna y las estrellas para orientarse, y a la iluminación artificial constante puede interferir con su orientación, comportamiento y reproducción.

En este post hemos presentado de manera muy resumida los principales tipos de contaminación y sus efectos nocivos para la salud de las personas y la biodiversidad. La contaminación es un problema global y los principales responsables de combatirla son los estados, pero a nivel personal, se puede contribuir reduciendo la generación de residuos contaminantes y eligiendo productos fabricados con procesos no contaminantes.

Fotos: Fotolia. carlac / Riza

 
 
 
 
Por: David Alercia. Licenciado en Biología por la Universidad Nacional de Córdoba, especializado en gestión ambiental, y trabaja en turismo científico.
Art. actualizado: Abril 2023; sobre el original de marzo, 2017.
X

Alercia, D. (Abril 2023). Definición de Contaminación Ambiental. DefinicionABC. Desde https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/contaminacion-ambiental.php