Medio Ambiente » Cocina Solar

Definición de Cocina Solar

La Tierra se calienta por la acción del Sol y este fenómeno es el que permite el desarrollo de la vida en nuestro planeta. Esta forma de energía es también una alternativa a la cocina convencional.

Las cocinas solares tienen forma parabólica y en su interior están recubiertas de un material reflectante que facilita la concentración del calor. Están hechas normalmente de aluminio reciclable y con ellas es posible cocer o freír cualquier tipo de alimentos.

La parte cóncava del artefacto hace que los rayos de luz se junten en un solo punto, el cual se convierte en el foco de máxima intensidad de calor.

La cocina solar no pretende ser una alternativa definitiva a los fogones o a la vitrocerámica, pero es una opción muy viable para aquellas personas que quieren vivir con criterios más ecológicos y usando energías limpias. Estas cocinas han demostrado su eficacia en algunos territorios donde se ha producido una deforestación masiva y los pobladores necesitan de alguna fuente de energía para cocinar.

Ventajas e inconvenientes

Esta modalidad de preparación de alimentos es saludable y totalmente ecológica. Es una alternativa respetuosa con el medio ambiente, pues con ella ya no se usa gas, carbón, leña o cualquier otro tipo de combustible. Por otra parte, es fácil de usar y su precio en el mercado es bastante asequible.

Solo presenta dos inconvenientes: la lógica dependencia del Sol y el tiempo de cocción de los alimentos es superior a los sistemas convencionales.

Medidas de uso y de seguridad básicas

Para acondicionar este tipo de cocina hay que tomar algunas medidas. En primer lugar, estabilizarla en el suelo de manera firme, ya sea en el jardín o en el patio de la casa. Luego se orienta en dirección al Sol y se paraliza el artefacto. Cuando el resplandor se dirige hacia el centro del aparato, se coloca la cacerola o la sartén donde se van a cocinar los alimentos.

Es recomendable que las sartenes u ollas que se empleen sean de color negro mate. Normalmente estas cocinas alcanzan una temperatura de 200 grados centígrados.

Como en cualquier otra circunstancia relacionada con los alimentos, es necesario que los niños estén alejados durante los preparativos

Para colocar las ollas o sartenes es necesario protegerse las manos.

Para cocinar hay que evitar el deslumbramiento del dispositivo en los ojos y por este motivo el artefacto debe colocarse en la posición que tenga el mínimo reflejo. Durante el proceso de cocinado es recomendable usar gafas oscuras para evitar cualquier deslumbramiento.

Cuando no se usa este aparato es aconsejable colocarlo en posición de apagado y ubicarlo hacia abajo.

Foto: Fotolia - Christian Schwier

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: junio. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/cocina-solar.php
 
Temas en Cocina Solar
 

Redes Sociales