Definición ABC » Medio Ambiente » Ciclogénesis

+

Definición de Ciclogénesis

El término ciclogénesis hace referencia a la formación de un ciclón o borrasca. Hay que tener en cuenta que en la formación de un ciclón el factor meteorológico determinante es la presión atmosférica.

La ciclogénesis y la presión atmosférica

La atmosfera tiene diferentes capas que se extienden a lo largo de 300 kilómetros. A pesar del escaso peso del aire, hay trescientos kilómetros de aire que al multiplicarse por su peso, se producen 10 millones de toneladas de peso. Esto implica que sobre cada metro cuadrado, hay mil toneladas de aire y que cada persona soporte sobre sí mismo unos 200 kilos de peso.

La presión atmosférica es la fuerza que ejerce el aire de la atmosfera. Esta presión va disminuyendo con la altura y, por otra parte, la presión atmosférica afecta a la temperatura. Todo ello afecta a las borrascas o ciclones, pues se produce una borrasca cuando en una zona hay distintas presiones atmosféricas.

Así, las borrascas son zonas de bajas presiones en las que se absorbe el aire, el cual se condensa y se enfría. Como resultado de este proceso, el agua que se acumula en la condensación se convierte en lluvia.

En síntesis, es el conjunto de fenómenos que se producen en la formación de borrascas o ciclones. Como es lógico, el fenómeno contrario a las borrascas es el anticiclón.

La ciclogénesis explosiva

Las bajas presiones generan precipitaciones de mayor o menor intensidad, así como fuertes vientos. Se denomina ciclogénesis explosiva cuando la borrasca o ciclón tiene lugar de manera repentina.

Para que reciba el calificativo de explosiva es necesario que la presión atmosférica descienda al menos 20 milibares en 24 horas. En otras palabras, se trata de una borrasca de gran intensidad que se produce después de la caída de la presión atmosférica en un lapso de tiempo muy breve. Este fenómeno atmosférico implica un fuerte temporal con una lluvia intensa y grandes olas, así como fuertes rachas de viento.

El peligro de este tipo de ciclogénesis es el factor sorpresa, algo que puede afectar muy negativamente tanto a la navegación marítima como a la aérea, pues se pasa de una situación estable a vientos huracanados muy intensos. Como es lógico, los vientos asociados también afectan a la circulación terrestre y son un peligro para la integridad física de las personas.

Al igual que los huracanes y otros fenómenos atmosféricos, las ciclogénesis explosivas también reciben una denominación determinada.

Fotos: Fotolia - nasa / mast3r

 
 
 
Temas en Ciclogénesis
 

Redes Sociales