Definición de Biodiversidad

El concepto de biodiversidad abarca a toda la “riqueza” del mundo natural, donde se pueden identificar niveles o dimensiones, por ejemplo, la diversidad de especies, formada por animales, plantas y demás organismos vivos, la diversidad genética o la diversidad de ecosistemas.

David Alercia | Oct. 2022
Lic. en Biología

Cuando escuchamos la palabra biodiversidad o diversidad biológica pensamos, casi automáticamente, en la multitud de formas de vida que existen en nuestro mundo: los diferentes tipos de animales y plantas que hemos visto a lo largo de nuestra vida. Esta idea de sentido común no está muy alejada del concepto científico, que amplía el horizonte para dar cabida no solo a todas las especies que habitan en la Tierra, sino también a la diversidad de sistemas que las relaciones entre los seres vivos pueden crear (estos sistemas son los ecosistemas).

Diversidad de especies

Hay muchos conceptos de especies, pero el más intuitivo es a nivel morfológico, según el cual una especie es un tipo diferente e identificable de ser vivo. Con diferente, nos referimos a dos organismos que puedan identificarse fácilmente como distintos, sin instrumentos ni técnicas sofisticadas, solo con la observación. A su vez, un grupo de seres que comparten características muy similares son de la misma especie. La dimensión “diversidad de especies” hace referencia, entonces, al número de especies que existen en la Tierra; los humanos como una más.

Muy vinculada a la diversidad de especies está la dimensión de la diversidad genética. Pero antes, tenemos que hablar de ADN: el ADN contiene la información para crear un ser vivo (pero se descompone después de morir, así que esa información no se puede usar para clonar dinosaurios ni especies prehistóricas con la tecnología actual). Existen diferencias mínimas entre los miembros de una especie, esto lo vemos claramente en nosotros: con variaciones como el color de ojos, la estatura, los grupos sanguíneos; entre muchas otras, incluso aquellas que no vemos y que tienen que ver con cómo funciona nuestro cuerpo, con nuestra fisiología. Esta misma diversidad exista también dentro de cada especie. Todas estas pequeñas variaciones están plasmadas en el ADN de la especie: esa es la diversidad genética dentro de la especie. Esta dimensión de la biodiversidad mide, entonces, la variedad que existe dentro de cada especie.

Ya hemos hablado de una dimensión que ve la variedad dentro de cada especie (la diversidad genética), otra dimensión que se enfoca en la variedad de especies y nos queda la dimensión que analiza la diversidad de las comunidades de especies (ecosistemas).

Importancia de la biodiversidad

Que actualmente estamos en una crisis de biodiversidad no es ninguna novedad, pero en esta oportunidad hablaremos de los beneficios que la biodiversidad aporta, el valor que tiene. La biodiversidad en sí mismo tiene un gran valor, más allá de nosotros. Un ecosistema “resiste” mejor los cambios y se puede recuperar más rápido de los eventos catastróficos (como un incendio) mientras más diversidad de especies tenga.

Pero existen beneficios de la biodiversidad que son perceptibles y medibles para todos nosotros, y para nuestras sociedades. Estos beneficios se conocen como servicios ecosistémicos o bienes ecosistémicos, y están ahí para todos. Se llaman “servicios” porque son utilidades que puede aprovechar la sociedad.

La diversidad genética y de especies nos proporciona, sobre todo, alimentos y materias primas. En el primer caso es obvio: comemos otras especies (animales o vegetales); si ellas no existiesen, bueno, pasaríamos hambre. Incluso dentro de una especie de valor alimenticio, como el trigo, la diversidad genética es importantísima para el sostenimiento de la agricultura moderna. Los polinizadores (no solo las abejas) aseguran que las plantas puedan reproducirse, las especies de plagas y las especies de depredadores de esas plagas juegan un rol importantísimo dentro de la agricultura, que es, en definitiva, la base de nuestro sistema alimentario.

El segundo caso, el aporte de materias primas lo podemos ver claramente en la industria farmacéutica, en la que un gran número de medicamentos proviene de plantas o animales; o en industrias como la textil, que usan fibras de algodón (¿de qué estaría hecha la mayor parte de nuestra ropa si no existiera la planta de algodón? Estos son solo algunos ejemplos.

La diversidad de ecosistemas ofrece muchos beneficios a la sociedad, aquí presentamos una breve enumeración (que no es completa) de algunos de ellos:

Recreativos: piensa por ejemplo en las salidas a la naturaleza, actividades en ambientes naturales como la escalada de montañas o el senderismo; incluso, la industria turística gana mucho dinero promocionando “destinos naturales”.

Regulación del clima y la contaminación: un área natural sana (esto es, con su biodiversidad aceptablemente bien conservada) mejora la calidad del ambiente al absorber contaminantes del aire, del agua y del suelo. Para lograr este efecto, por supuesto que los árboles ayudan, pero un árbol aislado (como suele ser en las ciudades) no podrá hacer mucho. Un área de natural cerca de la ciudad funciona mucho mejor. La vegetación también tiene un efecto de amortiguación del clima, sobre todo del calor intenso, proveyendo sombra, pero también refrescando el ambiente (por esto, suele hacer más calor en el centro de las ciudades, porque generalmente no tienen la vegetación suficiente).

Estos son solo algunos ejemplos de los valores de la biodiversidad, existen muchos otros. En los últimos tiempos escuchamos muy a menudo que estamos en una crisis de biodiversidad, esto es, ni más ni menos, que la pérdida acelerada de diversidad biológica, en todas sus dimensiones.

 
 
 
 
Por: David Alercia. Licenciado en Biología por la Universidad Nacional de Córdoba, especializado en gestión ambiental, y trabaja en turismo científico.
Art. actualizado: Oct. 2022; sobre el original de enero, 2009.
X

Alercia, D. (Oct. 2022). Definición de Biodiversidad. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/biodiversidad.php
 

Referencias

Figueroa, Juana R. (2005). Valoración de la biodiversidad: Perspectiva de la economía ambiental y la economía ecológica. Interciencia, 30(2), 103-107.
 

Ahora en Medio Ambiente

 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z