Definición ABC » Medio Ambiente » Biodegradable

+

Definición de Biodegradable

La palabra biodegradable es un término que se aplica siempre en relación a una sustancia química que se descompone como consecuencia de un proceso biológico natural.

Sustancia que se degrada bajo la acción de un agente biológico

O sea, este concepto se aplica para designar a aquella sustancia que puede degradarse a partir de la acción de un agente biológico, tal es el caso de los animales, las bacterias, hongos, entre otros.

Entonces, la descomposición se produce en los elementos químicos que la componen gracias a la acción de elementos biológicos como ser: plantas, hongos, animales o microorganismos.

El tiempo de biodegradación de una sustancia química depende de varias cuestiones, tales como: el equilibrio de la molécula en cuestión, el medio en el cual interaccionan y se hallan en situación biodisponible para la acción de los elementos biológicos y de las enzimas que ostentan los elementos.

Cabe destacar, que la biodegradación de algunas sustancias químicas permitirá que las mismas sean empleadas a instancias de la producción de energía y de la creación de otras sustancias tales como: aminoácidos, tejidos, organismos.

Clases de biodegradación y el tiempo que lleva la acción según la clase de los materiales

En el caso de los metales pesados será necesaria la realización de un tratamiento previo para que luego, las bacterias, puedan desplegar su acción a una velocidad tolerable.

Entonces, la degradación podrá ser de dos tipos: aerobia, con la intervención del oxígeno, o anaerobia, que prescinde del uso de oxígeno a diferencia de la anterior.

A continuación, señalaremos el tiempo de descomposición que presentan algunas sustancias y materiales: hierro (de uno a varios millones de años), botella de vidrio (alrededor de los cuatro mil años), medias de lana (desde uno a cinco años), filtro de cigarrillo (el tiempo va de uno a dos años), cáscara de naranja (justo seis meses), papel (de dos a cinco meses), cáscara de banana (oscila entre los cuatro y siete meses), cuerda (de entre tres a catorce meses), una estaca de madera (entre dos y tres años) y vasos de aislantes términos (de quinientos a mil años), entre otros.

La contaminación que producen en el planeta los elementos no degradables

El proceso de biodegradación es sumamente importante para la sanidad de nuestro ambiente ya que los materiales que no son biodegradables son capaces de permanecer como residuos hasta millones de años en nuestro planeta y por caso generando severas complicaciones en materia de contaminación.

Como recién mencionábamos, algunos elementos como botellas de vidrio, materiales conformados a partir de hierro y las famosas bolsas plásticas que se entregan en tiendas y supermercados cuando hacemos las compras pueden tardar unos cuantos miles de años en biodegradarse.

Para cuidar el medio ambiente en este sentido es imprescindible que se anime el uso de productos biodegradables y por supuesto que se persuada a la población al respecto de no usar los productos que no lo son, porque de esta manera estaremos minimizando el nivel de residuos tóxicos y por ende cuidando a nuestro planeta de la acción nefasta de éstos.

Pongamos el foco en uno de los elementos que no son biodegradables y que está tan presente en nuestra vida cotidiana: las bolsas de plástico.

El negativo impacto ambiental de las bolsas plásticas y la necesidad de erradicarlas del uso cotidiano

Estas bolsas tardan muchísimo tiempo en degradarse, entre 150 y 1.000 años, y son altamente contaminantes y las usamos constantemente a pesar de ello, si bien en los últimos años, muchos países han hecho campañas y se han creado leyes que prohíben su entrega en comercios, aún resta mucho por hacer para erradicarlas.

Pero para decirles que no debemos saber porque: porque se fabrican a partir de un recurso escaso, no renovable y costoso como es el petróleo y además responsable en la emisión de gases que generan el famoso efecto invernadero.

Su reciclado es sumamente costoso.

La mayoría de estas bolsas que están impresas con tintas tóxicas terminan flotando en las aguas impactando negativamente en ellas, desencadenando por ejemplo la muerte de muchas especies acuáticas.

Este daño se puede revertir porque son fáciles de reemplazar con bolsas de tela y carros de compra.

 
 
 
Temas en Biodegradable
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49142 fans
  • Twitter
    2284
  • Google
    405
  •