Medio Ambiente » Asteroidea (estrella de mar)

Definición de Asteroidea (estrella de mar)

Las distintas especies de estrellas de mar constituyen un mismo grupo de animales invertebrados. En la clasificación de las especies o taxonomía estos animales forman parte de la clase asteroidea.

Unos organismos que nos recuerdan a las estrellas del firmamento

La denominación asteroidea tiene una explicación lógica, ya que la apariencia de estos invertebrados es muy similar a la que tienen algunas estrellas del firmamento. En este sentido, hay que indicar que la palabra asteroide fue empleada por primera por el astrónomo inglés William Herschel para designar a los cuerpos celestiales que tienen un parecido con las estrellas pero en realidad no lo son.

Unos organismos fascinantes

Desde el punto de vista de la clasificación de las especies, las estrellas de mar no son peces sino equinodermos (el erizo de mar y la ofiura también forman parte de esta clasificación).

Estos organismos carecen de cerebro y de sangre. Si bien en su mayoría poseen cinco brazos, algunas especies pueden llegar a tener unos cincuenta (por ejemplo, la estrella de mar antártica). Tanto sus brazos como su cuerpo se pueden regenerar por completo.

Sus brazos nacen del disco central de su cuerpo y debajo de esta estructura se encuentra la boca de la estrella.

Estos equinodermos tienen una piel calcificada que sirve de protección ante la amenaza de los depredadores. Así mismo, la piel tiene colores brillantes con el fin de asustar a sus posibles agresores.

Su estructura corporal presenta diferentes texturas, ya que algunas especies son lisas y otras espinosas o granuladas. En cualquier caso, todas ellas están cubiertas por unas placas óseas superpuestas.

Su sistema nervioso no está centralizado, por lo que son capaces de percibir su entorno desde cualquier parte de su organismo (las células sensoriales de su piel permiten que perciba la luz o la acción de las corrientes marinas).

La mayoría de especies miden entre 12 y 24 cm de diámetro. Esta pauta general tiene excepciones, pues algunas especies tienen unos milímetros y otras miden más de un metro.

En cuanto a su distribución, están presentes en todos los océanos del planeta, tanto en aguas frías como en tropicales, en zonas costeras o a miles de metros de la superficie. Sin embargo, no existen en aguas dulces.

La simetría radial de estos animales invertebrados es una de sus características más singulares (la simetría de la estrella de mar es semejante a la que tienen los erizos de mar en su esqueleto).

Con respecto a su alimentación, llevan una dieta carnívora de pequeños organismos invertebrados, como almejas y ostras. Para alimentarse de presas, coloca sus pies sobre ellas y posteriormente segrega una sustancia anestésica que paraliza a sus presas.

Estos invertebrados marinos tienen una mayor actividad durante la noche. Sus desplazamientos son posibles debido a la acción de sus pies de tubo que incorporan unas ventosas adaptadas a las profundidades del medio marino.

Fotos Fotolia: Liliya / Damedias

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/asteroidea-estrella-de-mar.php
 
Temas en Asteroidea (estrella de mar)
 

Redes Sociales