Medio Ambiente » Amapola

Definición de Amapola

La amapola es una planta herbácea anual, perteneciente a la familia de las papaveráceas, que se distingue por sus flores rojas y la semilla negruzca. Y por otro lado, el término también se emplea para designar a la flor que proviene de la planta de amapola, la cual se caracteriza por estar asentada en un tallo largo, delgado y piloso, con cuatro pétalos de color rojo y una mancha negra fina en su base.

Las papaveráceas corresponden a la familia de angiosperma de orden ranunculales. El mencionado tipo presenta 44 géneros y aproximadamente 770 especies desperdigadas por las zonas templadas del planeta tierra, especialmente en el hemisferio norte. En tanto, en aquellas áreas netamente tropicales es prácticamente imposible hallar este tipo de familia.

Por otro lado, además del uso horticultural, que hace que las especies de esta familia sean ampliamente empleadas a instancias de la jardinería, las paraveráceas también presentan usos farmacológicos y para la producción de opio, lo cual, además, le imprime un interés económico especial.

En el específico caso de la Amapola, las podremos ver distribuidas mayormente en Europa, Asia y Norteamérica.

Asimismo, presentan una formidable altura, ya que en algunos casos pueden alcanzar un metro de altura. Si bien el color rojo es el más habitual, las magníficas flores que esta planta produce pueden ostentar otros colores tales como el violeta, amarillo brillante y rosado.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: diciembre. 2010 | URL: https://www.definicionabc.com/medio-ambiente/amapola.php
 
 

Redes Sociales