Definición ABC » Medio Ambiente » Aguas residuales

+

Definición de Aguas residuales

El concepto de aguas residuales designa a aquel tipo de agua que se halla contaminada especialmente con materia fecal y orina de seres humanos o de animales.

Aguas contaminadas con sustancias tóxicas para los seres vivos y que se usan en instancias domésticas o industriales

Aunque claro, no se reduce únicamente a esta presencia, asimismo, disponen de otras sustancias residuales provenientes del ámbito doméstico, industrial, agua de lluvia, y la típica infiltración de agua en el terreno.

Las aguas residuales no son aguas limpias, están sucias y contaminadas por ese uso que revisten, pueden contener grasas, detergentes, materia orgánica, residuos industriales, agro ganaderos y sustancias toxicas, entre otros.

Tratamiento de depuración para eliminar agentes contaminantes antes de ser devueltas al medio natural

Por lo expuesto es que estas aguas antes de ser devueltas a la naturaleza, a entrar en contacto nuevamente con el entorno natural, deberán ser depuradas, tratadas de un modo especial, para que se liberen de los mencionados agentes tóxicos que las invadieron.

Entonces, las aguas residuales deben ser debidamente tratadas en plantas depuradoras, a las cuales entran ni bien salen de su uso en los contextos mencionados y antes de ingresar en contacto con la naturaleza.

En estas plantas se les efectúa un tratamiento que tratará de devolverles sus propiedades naturales y erradicar la toxicidad o contaminación que hayan tenido.

Lamentablemente en muchos pueblos y ciudades no se realiza este trabajo depurador tan necesario sobre las aguas residuales y las mismas son directamente vertidas en los ríos y otras aguas.

Por supuesto que esa acción tan irresponsable y negligente respecto del cuidado de la salud del medio ambiente ha provocado tremendas consecuencias sobre esas aguas en las que desagotan, tal es el caso de la muerte instantánea de seres vivos y la contaminación, generando que esas aguas no estén de ningún modo aptas para ser tomadas y tampoco para entrar contacto con cualquier ser vivo por el peligro de toxicidad que representan.

También se las designa como aguas cloacales y esto está en relación con que las mismas son transportadas a través de las cloacas, que son obras destinadas justamente a evacuar las aguas de este tipo u otro tipo de agua que presenta uso.

Como consecuencia de la amenaza concreta que suponen para el medio ambiente y asimismo para la salud de los seres vivos, las aguas residuales demandan especiales sistemas de tratamiento para liberarlas justamente de estas sustancias altamente contaminantes.

Entonces, este tipo de agua debe ser cuidadosamente tratada para proteger la salud pública como también para cuidar a nuestro medio natural.

Fases de tratamiento

En primer lugar se deberá conocer a ciencia cierta su composición, fase que se denomina caracterización del agua.

A través de esta, conoceremos los elementos biológicos y químicos presentes, y así, en función de esta información, los profesionales expertos diseñarán una planta de tratamiento adecuado.

El objetivo final es que el agua regrese al medio ambiente de manera depurada y libre de todo agente contaminante.

Dependiendo del tipo de contaminación que exista se decidirá cuál es el mejor método para aplicarle.

Por ejemplo, en el caso de materia en suspensión se opta por la sedimentación y filtración, y en el caso de la materia ya disuelta se usan tratamientos de tipo biológico.

Las aguas residuales que ingresan a la planta o estación de depuración permanecen unas cuantas horas y reciben un tratamiento que implica: eliminación de residuos de gran tamaño, tal es el caso de grasas y arenas, o sólidos.

Acto seguido el agua se deja reposar en un estanque decantador; en la superficie se acumularán los residuos flotantes y en el fondo los más pesados, y a todos ellos se los retirará de modo automático.
Una vez que su tratamiento es satisfactorio se devuelve el agua a un curso natural como el río o es destinada a otros usos.

Cabe destacarse que también es indispensable que la planta que se desarrolle a los efectos de tratar el agua residual disponga de estrictas normas que velen por el medio ambiente, es decir, que su actividad no provoque olores molestos, o la posibilidad de contraer algún tipo de afección, para quienes viven alrededor de la misma.

 
 
 
Temas en Aguas residuales
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •