Definición ABC » Medio Ambiente » Agua de Mar

+

Definición de Agua de Mar

El agua de los mares presenta diferentes gases disueltos, principalmente hidrógeno y oxígeno. Otra de sus características es su variada temperatura, pues oscila entre 10 y 30 grados, pero a partir de los 500 metros de profundidad se alcanzan temperaturas cercanas a los 0 grados. El elevado contenido de cloruro de sodio es lo que provoca su elevada salinidad.

Al margen de sus propiedades, este elemento es el protagonista del ciclo natural más importante en la naturaleza, el ciclo del agua. Así, en el proceso de evaporación el calor del Sol provoca que el agua del mar se eleve hasta las nubes y luego en ellas se produce la condensación y finalmente las precipitaciones.

¿Es beneficiosa para la salud?

Esta pregunta no tiene una respuesta definitiva, ya que hay dos posturas antagónicas. Para algunos, es muy beneficiosa para la salud, mientras que otros afirman todo lo contrario.

Los baños en el mar son saludables por varios motivos: ayudan a combatir la psoriasis y otros problemas dermatológicos, previene la artrosis y favorece la relajación muscular y el descanso

También, se afirma que es beneficiosa para su consumo, ya que un vaso de agua de mar proporciona minerales naturales debido a su alta salinidad. Para que sea saludable se recomienda que sea previamente filtrada y tratada.

Desde los tiempos más remotos los pescadores utilizaban el agua de mar para cocinar los alimentos (por ejemplo, para cocer pescados y verduras). En este sentido, los pescadores cocinan con agua de mar porque de esta manera se incorpora a los alimentos la sal. Sin embargo, los pescadores no beben el agua para su consumo habitual.

El agua que se obtiene del mar no es pura ni se ha tratado adecuadamente, por lo que puede incorporar elementos y sustancias nocivas para la salud, como el mercurio, plomo, esporas, desechos de los animales, diesel, desperdicios, etc.

La teoría de René Quinton

Las terapias con agua de mar no son recientes. De hecho, el biólogo y humanista francés René Quinton estudió sus efectos en el siglo XlX y principios del XX. Sus investigaciones se basaban en un principio general: el medio acuático es el que ha permitido la aparición de la vida en el planeta.

Quinton diluía el agua marina en agua destilada y sus pacientes la tomaban por vía oral o bien por vía intravenosa

Consideraba que las propiedades antisépticas de esta combinación eran un remedio válido para curar todo tipo de enfermedades (descongestión nasal, fortalecimiento del sistema inmunológico, mejora del asma...).

Este investigador tiene seguidores en todo el mundo, y siguen utilizando el Plasma Quinton, pues según ellos esta sustancia contiene micronutrientes orgánicos con propiedades antibióticas y curativas.

Para la medicina convencional los beneficios del plasma marino son falsedades enmarcadas dentro de las nuevas corrientes de las terapias alternativas.

Fotos: Fotolia - James / Eugenesergeev

 
 
 
Temas en Agua de Mar
 

Redes Sociales