Importancia de los Desiertos

Serena Cuoghi
Título de Profesora de Biología

En las desoladas extensiones de estos peculiares paisajes podemos hallar mucho más que polvo y arena. Todo un reservorio de fantásticas maravillas se encuentran escondidas entre los hirientes rayos del sol y el ardor de las escurridizas arenas, dejándonos entrever que algunos de los más extraordinarios espejismos podrían ser una realidad tan auténtica como invaluable, que rigen, aún desde los más apartados lugares, la dinámica del equilibrio de la vida en todo el planeta y del propio sistema económico mundial que sustenta al ser humano y sus caprichos.

Evolución y Adaptación en los desiertos

Las condiciones ambientales extremas en los desiertos han servido para muchas especies como un fuerte estímulo hacia su adaptación, en este sentido, son tan amplias como curiosas las estrategias evolutivas que han tenido que desarrollar los perseverantes seres que habitan en los desiertos, manteniendo una considerable biodiversidad donde el equilibrio reina entre plantas, animales y microorganismos que se comparten los escasos recursos vitales logrando hacerlos suficientes para todos.

Entre las principales características que pueden encontrarse en las plantas de las zonas áridas del planeta se detallan: 1. Baja cantidad de hojas y tamaño reducido de las mismas, en comparación a la vegetación de otras áreas del planeta. 2. Desarrollo de poca altura, mientras en los bosques podemos encontrar una gran variedad de especies de hasta 40m de alto. 3. La respiración celular en las plantas desérticas se realiza exclusivamente de forma nocturna, a modo que los estomas permanezcan completamente cerrados por el día, impidiendo la pérdida excesiva de humedad. 4. Desarrollo de tejidos internos especializados en el almacenamiento de agua, hecho que también beneficia a muchos otros habitantes de los desiertos en todo nuestro planeta.

Por otra parte, los animales que podemos encontrar en los desiertos, aunque parezca extraño, también son muy diversos, con mamíferos cuya piel y pelaje se encuentran adaptados para mantenerse protegidos de la inclemencia de los rayos solares, a la vez que reducen al máximo la deshidratación, encontrando incluso a aquellos que al igual que las plantas, han desarrollado su propio reservorio interno de agua, como por ejemplo las jorobas de los camellos.

Otra gran diversidad de seres no tan fácilmente visibles, que han encontrado su propio paraíso entre tanta aridez la conforman un muy importante número de reptiles y otro tanto de artrópodos, de los cuales ha de tenerse mucho cuidado, pues son todos unos expertos del camuflaje, manteniéndose incluso ocultos bajo la arena, atentos siempre a defenderse de cualquier depredador que desee llevárselo como almuerzo, o de quien pueda tropezar con él por descuido, sin ningún tipo de contemplación, ya que los animales ponzoñosos de los los desiertos tienen la muy bien merecida fama de ser de los más venenosos y agresivos del mundo.

En cuanto a los microorganismos existentes en los desiertos, en su mayoría reciben el calificativo de extremófilos, puesto a que se han adaptado precisamente a condiciones extremas, cumpliendo con procesos cuya importancia en la dinámica química de los desiertos termina favoreciendo el equilibrio de los ciclos para todo el resto del planeta.

Preciosas Reservas de los Desiertos

Ahora bien, si preguntamos a algún sultán sobre la importancia del desierto, sin lugar a dudas nos hablará de las maravillosas riquezas que entre las arenas se ocultan. Desde piedras preciosas como la Malaquita, el Granate y el Ópalo, hasta los profundos y extensos yacimientos de gas y petróleo, los minerales que componen las arenas de los desiertos, encuentran entre los cambios extremos de estos ambientes, la posibilidad de combinarse entre sí, para dar como resultado una increíble variedad de resultados a los que el humano ha sabido cómo sacarle provecho, bien sea por el valor económico que le atribuye o bien por la tecnología que ha logrado desarrollar con ellos.

En este sentido, los desiertos brindan una contribución económica tal a la humanidad, que técnicamente podría decirse que por más de un siglo han sido la fuente del desarrollo humano, gracias al petróleo extraído del desértico subsuelo.

Recuperando el Carbono

Una vital función en los desiertos, es la capacidad que sus arenosos suelos tienen para capturar el dióxido de carbono, reincorporando con ello el carbono como elemento base de la composición orgánica al resto del ciclo de la vida, generando así grandes contribuciones en la limpieza de la atmósfera, especialmente tras el incremento de dióxido de carbono que se ha generado, producto de la actividad humana, convirtiéndose en una nueva evidencia de la inmensa capacidad que el planeta tiene para sobreponerse a los cambios y en una lección para que aprendamos a no abusar de esa gran suerte y cuidemos el inmenso hogar que nos permite existir.

Referencias

Cerdá, A., & Lavee, H. (1995). Escorrentía y erosión en los suelos del desierto de Judea. Geographicalia, (32), 17-36.

Marquet, P. A., & Jaksic Andrade, F. (1998). Los ecosistemas del desierto de Atacama y área andina adyacente en el norte de Chile. Revista Chilena de Historia Natural, N.º 71, pág. 593-617. Chile.

Salinas, L., Arana, C., & Pulido, V. (2007). Diversidad, abundancia y conservación de aves en un agroecosistema del desierto de Ica, Perú. Revista peruana de biología, 13(3), 155-168. Perú.

Ville, C. (1996). Biología. 8va Edición. México. McGraw-Hill.

 
 
 
 
Por: Serena Cuoghi. Profesora de Biología egresada de la UPEL. Docente especialista en Dificultades de Aprendizaje. Experta en PNL y Superaprendizaje. Desempeño en Ciencias Biológicas, e investigadora en Biodescodificación.

Trabajo publicado en: Nov., 2022.
Datos para citar en modelo APA: Cuoghi, S. (noviembre, 2022). Importancia de los Desiertos. DefiniciónABC. Desde https://www.definicionabc.com/importancia/im-desiertos.php
 
0 0 votos
Califique la nota
Inline Feedbacks
Todos los comentarios
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z