Definición ABC » Historia » Terremoto de México de 1985

+

Terremoto de México de 1985 - Definición, Concepto y Qué es

A las siete de la mañana del 19 de septiembre de 1985 la capital de México padeció los afectos de un movimiento sísmico de una intensidad de 8.1 grados en la escala de Richter.

En pocos minutos miles de edificios fueron destruidos de manera parcial o total. Según cálculos oficiales, fallecieron 3000 personas, pero se estima que la cifra exacta podría ser superior a 10.000.

El abastecimiento de agua potable se paralizó y más de un millón de personas se quedaron sin este servicio durante varias semanas

El servicio telefónico se interrumpió y la única vía de comunicación con el exterior fueron los equipos de radio aficionados.

La reacción del gobierno mexicano liderado por Miguel de la Madrid fue lenta e ineficaz y como consecuencia de ello la población civil tomó la iniciativa en las tareas de emergencia.

El día después de la tragedia, un nuevo terremoto de 7.5 grados de intensidad y con el mismo epicentro volvió a sacudir las calles de México D. F. Esta situación provocó la evacuación de 4000 enfermos en distintos hospitales de la ciudad.

Como es lógico, los habitantes de las zonas afectadas abandonaron sus hogares ante el temor de nuevos temblores y se asentaron en parques, plazas y otros espacios abiertos.

De forma totalmente improvisada se organizaron albergues y durante varias jornadas las sobrevivientes esperaban impacientes alguna noticia sobre sus familiares desaparecidos. Una semana después del sismo principal las tareas de rescate continuaban, pero la esperanza de encontrar supervivientes era mínima.

La identificación de los cadáveres

Entre las tareas más penosas cabe destacar la identificación de los cadáveres. En el estadio de béisbol del parque del Seguro Social miles de cadáveres fueron depositados en cajas de madera y los cuerpos fueron conservados con hielo para facilitar la identificación de los familiares.

Luego de varios días, aquellos que no pudieron ser identificados tuvieron que ser enterrados en fosas comunes.

Un despliegue de solidaridad

De manera totalmente voluntaria miles de personas dieron su ayuda solidaria para colaborar en las tareas de rescate. Con la única ayuda de sus manos empezaron a buscar posibles heridos sepultados bajo los escombros. Más de 14.000 heridos fueron enviados a hospitales y puestos de socorro.

La tragedia humana conmovió a todo el planeta y en pocas horas llegaron aviones con suministros y equipos especializados procedentes de varios países.

Si bien la ayuda material fue de gran utilidad, se produjeron episodios de desorden y confusión. De hecho, muchos medicamentos no pudieron usarse porque venían con indicaciones en otros idiomas y los voluntarios tuvieron que abrir todas las cajas para ordenar los medicamentos.

Foto: Fotolia - Naeblys

 
 
 
Temas en Terremoto de México de 1985
 

Redes Sociales