Definición ABC » Historia » Rococó

+

Definición de Rococó

rococó Se conoce bajo el nombre de Rococó al estilo artístico que reinó en algunos países de Europa en el siglo XVIII, justo antes de que el Antiguo Régimen cayera bajo la presión revolucionaria. El Rococó fue un claro representante de la vida lujosa y opulenta de la realeza europea no sólo porque estaba presente en todas sus expresiones artísticas, sino porque él mismo, con su recarga de detalles y curvas encarnaba el deseo de las clases más pudientes de demostrar su poder y su importancia por sobre los demás grupos sociales.

El Rococó fue especialmente fecundo en Francia, país en el cual tuvo excelente difusión al reconocerse como un estilo extremadamente refinado, delicado y lujoso. Para muchos especialistas, el Rococó fue una evolución un tanto más superficial del Barroco, estilo artístico en el cual la recarga de detalles y elementos ya estaba presente. Fue el estilo rococó el que llevaría al máximo punto la idea de detallismo y recarga, haciéndose esto visible en pinturas, esculturas, diseños arquitectónicos y hasta en la música. Al mismo tiempo, durante el período de mayor difusión del Rococó (aproximadamente entre 1730 y 1780), se acrecentaría el mobiliario y la decoración de interiores, ambos fenómenos que sabían aprovechar muy bien los supuestos del estilo en cuestión.

Para el Rococó era esencial la vuelta a la naturaleza, pero no una naturaleza desenfrenada y extremadamente sufriente (como la que podía representar en algunos casos el Barroco), sino a una naturaleza ahora delicada, suave y lujosa, en perfecta sincronización con la presencia humana. Tal es así que gran parte de las representaciones arquitectónicas y mobiliarias incluían numerosos detalles que eran copias de las formas de hojas o de plantas, con todas sus curvas y contracurvas. En muchos sentidos, la recarga decorativa sobre las estructuras arquitectónicas avanzó de tal modo que lo que importaba no era ya la construcción si no el modo en que esta fuera decorada posteriormente.

Tanto la pintura como la arquitectura, la decoración y el mobiliario serían entonces claros representantes de un estilo de vida relajado, deseoso de acceder al lujo y de estar en contacto con la naturaleza, el gozo y la diversión. Entre los artistas más importantes y representativos del Rococó encontramos a Watteau, Fragonard, Boucher, Chardin o Gainsborough. Una de las construcciones más significativas para el Rococó es sin duda alguna el impresionante Palacio de Versailles en Francia.

 
 
 
Temas en Rococó
 

Redes Sociales