Definición ABC » Historia » Revolución China (1911-1949)

+

Revolución China (1911-1949) - Definición, Concepto y Qué es

Desde el siglo XlX Gran Bretaña y Francia tenían intereses comerciales en China y esto provocó las distintas guerras del opio. A principios del siglo XX China y Japón se enfrentan militarmente y los chinos salen derrotados. Por otro lado, la dinastía Manchu que gobernaba el país generaba un profundo malestar popular.

Después de la Revolución Rusa de 1917, la ideología comunista arraiga entre los intelectuales el campesinado chino. Todos estos aspectos estuvieron muy presentes en el desarrollo de la Revolución China.

El proceso revolucionario se mantuvo durante más de tres décadas

En 1911 la dinastía Qing abandonó el poder tras una sublevación del ejército. En los siguientes años se vivieron periodos convulsos en todo el territorio nacional e incluso se intentó reinstaurar una nueva dinastía imperial. En este contexto surgió el Partido Nacionalista Chino o Kuomintang liderado por Yuan Shikai y posteriormente por Chiang Kai-shek.

El propósito de esta formación era pacificar definitivamente el país, ya que por entonces distintos caudillos militares (los llamados señores de la guerra) ocupaban gran parte del territorio chino. En 1927 se inició una guerra civil interna entre los nacionalistas de Chiang Kai-shek y los comunistas liderados por Mao Tse Tung.

Durante el periodo de la ll Guerra Mundial ambos grupos enfrentados se aliaron para combatir a los japoneses, pero al finalizar la guerra nacionalistas y comunistas volvieron al enfrentamiento armado. A lo largo de estos años los comunistas fueron ganándose las simpatías populares, ya que al ocupar militarmente un nuevo territorio repartían las tierras entre los campesinos.

Por otro lado, los comunistas habían sido claves en la victoria militar contra los japoneses. Uno de los episodios célebres de la Revolución China fue la denominada "Larga Marcha ", en la que el ejército comunista se tuvo que desplazar más de 12.000 km huyendo de las tropas nacionalistas. Este episodio es considerado clave para la creación del mito de Mao como el gran líder de China.

El fin del proceso revolucionario

En octubre de 1949 las tropas comunistas de Mao entraron en Pekín y el largo periodo de enfrentamiento bélico llegó a su fin.

Como consecuencia de ello, se fundó la República Popular China basada en la ideología comunista y desde entonces el país es gobernado por el Partido Comunista Chino. El líder de los nacionalistas, Chiang Kai-shek, se exilió a la isla de Taiwán donde instauró una dictadura militar que se mantuvo en el poder hasta 1991.

Desde la perspectiva actual

El régimen comunista chino y la figura de Mao han servido de inspiración a otros movimientos revolucionarios en todo el mundo. Desde otras valoraciones ideológicas, el modelo Chino es considerado como una dictadura con tintes totalitarios y sanguinarios.

En la actualidad China es un país en el que coexisten dos modelos aparentemente opuestos: un gobierno liderado por el Partido Comunista Chino y una política económica de tipo capitalista.

Fotos: Fotolia - jorisvo / tribalium81

 
 
 
Temas en Revolución China (1911-1949)
 

Redes Sociales