Definición ABC » Historia » Programa

+

Definición de Programa

En un sentido general, un programa es aquello que se planifica con la intención de ejecutarlo con posterioridad. Se utiliza el término en todas aquellas actividades en las que se requiera de una organización previa (un plan de vacaciones o de estudios, una estrategia empresarial, una propuesta de carácter político, una planificación para el entrenamiento físico...). En general, un programa es una síntesis explicativa de algo.

Algunos se elaboran de manera rigurosa y sistemática (por ejemplo, aquellos que tienen que ver con el mundo empresarial) y otros son un breve resumen donde se ponen de relieve algunas pautas.

En cualquier caso, su desarrollo tiene un objetivo doble: prever una situación con anticipación e informar a los demás sobre algo. En español, existen varias palabras que actúan como sinónimos, tales como plan, proyecto, esquema, borrador o planteamiento. En los últimos años se ha acuñado un concepto equivalente, hoja de ruta.

La figura del programador va más allá de la computación

Todo programa tiene que ser diseñado por una persona o un equipo, es decir, por alguien que tenga la capacidad de organizar algo de manera eficaz. Así, quien programa es normalmente un experto en una materia. Si bien la palabra programador se utiliza en el ámbito de la informática y se refiere al técnico que organiza las instrucciones relacionadas con la computación, en la práctica hay " programadores " en todos los ámbitos, pues un entrenador deportivo, un profesor, un productor de cine o un cocinero son igualmente organizadores de sus respectivas actividades.

El cerebro como programa y la desprogramación mental

Nuestro cerebro actúa como un programa informático. Así, hay unas instrucciones y códigos biológicos con los que nacemos y con el aprendizaje y los hábitos de comportamiento vamos incorporando nuevas estrategias que nos permiten adaptarnos a la realidad. Los neurocientíficos sostienen que estamos programados para vivir en sociedad, para enamorarnos, para realizar ejercicio o para manipular la realidad que nos rodea.

Sin embargo, el programa de nuestro cerebro también puede recibir algún virus, es decir, ideas tóxicas o peligrosas que atentan contra nosotros mismos. Esto es lo que sucede en algunos casos donde los individuos son manipulados por otros, por ejemplo por los miembros de una secta destructiva. Cuando esto ocurre, hay que recurrir a algún tipo de desprogramación mental.

La desprogramación mental implica desbloquear una serie de ideas y creencias muy arraigadas para que el individuo afectado pueda pensar por sí mismo. Según los psicólogos especialistas en esta materia, es el propio individuo quien se desprograma a sí mismo, pero para ello se requiere de la ayuda de un especialista.

Fotos: Fotolia - venimo / bst2012

 
 
 
Temas en Programa
 

Redes Sociales