Definición ABC » Historia » Personalismo

+

Definición de Personalismo

Es una corriente filosófica del siglo XX cuya fuente de inspiración se encuentra en la visión cristiana del ser humano. En este sentido, el cristianismo otorga al individuo un valor absoluto, pues considera que la persona debe ser el centro de cualquier explicación sobre la realidad, ya que el ser humano está hecho a imagen y semejanza de Dios.

La idea de persona es el eje central de este planteamiento filosófico. En este sentido, la persona se caracteriza por una idea de transcendencia según la cual lo que somos como individuos va más allá de nuestra propia conciencia individual.

Las relaciones personales se rigen por la presencia o la ausencia de amor. De esta manera, la idea de amor es la que permite configurar una comunidad de personas.

El Personalismo se opone al materialismo y al panteísmo

Como la mayoría de corrientes filosóficas, el Personalismo es una visión que se opone a otras. En este caso, el materialismo y el panteísmo son los las dos corrientes combatidas por los filósofos personalistas.

Las distintas formas de materialismo sostienen que la materia es el principio fundamental de la realidad. Desde las filas del personalismo se afirma que la idea de persona no se puede reducir a un conjunto de explicaciones puramente materiales. En este sentido, en el personalismo de Mounier se afirma que la idea de persona no se debe concebir como una sustancia sino partiendo de la experiencia de vida de cada individuo.

Según el panteísmo la realidad debe entenderse en su totalidad, de tal forma que la naturaleza y Dios son lo mismo. En oposición a esta visión, el personalismo considera que el individuo no se puede diluir en un simple momento de un todo.

El personalismo del siglo XX es el resultado de varias tradiciones filosóficas anteriores

En la filosofía platónica ya existe un precedente del personalismo. Platón considera que el Amor es la fuerza que impulsa al ser humano hacia las Ideas.

En la filosofía Cristiana, la idea de Dios no es entendida como algo abstracto, sino como un ser personal que se comunica con los hombres.

El movimiento personalista del siglo XX se inspira en la visión de Tomas de Aquino, un filósofo medieval cristiano que reflexionó sobre la noción de persona. Según Aquino, la naturaleza humana es de tipo racional y todo individuo es persona por dos grandes motivos: porque el hombre es un ser ético que puede distinguir entre el bien y el mal y porque el hombre es un ser libre que puede decidir el rumbo de su vida.

Fotos: Fotolia - Olku / Prawny

 
 
 
Temas en Personalismo
 

Redes Sociales