Historia » NSDAP (Partido Nazi)

Definición de NSDAP (Partido Nazi)

Si a cualquiera de nosotros nos preguntaran por el “partido nazi”, probablemente responderíamos que fue el fundado por Adolf Hitler. Craso error, aunque el dictador alemán (de origen austríaco) lo utilizó políticamente en su propio beneficio.

El precedente directo del NSDAP (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei, Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) fue el DAP (Deutsche Arbeiterpartei, Partido Obrero Alemán)

Fundado por un pequeño grupo de trabajadores (había dos de transportes ferroviarios, por ejemplo), el DAP era uno de los numerosos grupos y partidos fundados tras la Primera Guerra Mundial (este, concretamente, de 1919) que perseguía el resurgimiento de Alemania abrazando postulados ultranacionalistas, pangermanistas (unión de todos los territorios de habla y cultura germana, incluyendo Austria) y antisemitas.

Hitler no se unió al DAP hasta 1920, y todo fue casi como una casualidad

Tras la guerra, Hitler se había vuelto a reenganchar al ejército, y en aquellos días realizaba trabajos de espionaje llevando a cabo infiltraciones y seguimientos en grupúsculos políticos que las autoridades consideraban peligrosos. Y fue en esta tarea que le asignaron al DAP.

En uno de los mítines del partido en una cervecería de Munich, Hitler se encaró con uno de los ponentes, y sus argumentaciones resultaron tan convincentes para los asistentes, y su carisma se demostró tal, que impresionó hasta tal punto a los asistentes que la dirección del partido le ofreció unirse.

Hitler partía con ventaja en su enfrentamiento dialéctico, puesto que desde hacía años cuidaba esmeradamente sus argumentos racistas y supremacistas.

El cabo veterano de la guerra tampoco estaba falto de aspiraciones políticas, por lo que no dudó en dejar el ejército y apuntarse a aquel incipiente movimiento, en el cual tuvo el carnet de socio número 55, aunque más adelante cultivaría el mito de que se encontró entre el grupo de los fundadores.

De inicio, tampoco ocupó ningún cargo de relevancia, empezó desempeñándose en cargos secundarios por debajo de la dirección, pero sus dotes oratorias y una personalidad arrolladora y que provocaba la admiración de los seguidores del partido y encandilaba a otros nuevos, lo hizo la cara más visible y popular del DAP, a cuyo liderazgo llegaría en 1921.

Fue precisamente cuando ascendió al poder en el partido que le cambió el nombre por el que sería conocido y tenido en el futuro: NSDAP.

Fijémonos en la transformación del nombre el cual se le añade el nacionalismo, entendido en este caso como pangermanismo, mientras que el socialismo es algo lógico al ser un partido teóricamente obrero.

No obstante, en la práctica y una vez con las riendas del partido en sus manos, Hitler abogará por seguir la estrategia de Benito Mussolini (a quien admiró) de adaptarse y adaptar su mensaje para ser un movimiento transversal, llegando a todas las clases y los estamentos sociales.

El nuevo NSDAP también rompe con su localización al estado de Baviera, con voluntad de convertirse primero en una fuerza política alemana y, posteriormente, transnacional a todos los territorios germanos e, incluso, más allá.

Buen ejemplo de esto será el NSDAP de Austria (que jugará su papel en todos los movimientos político-sociales que acabarán conduciendo al Anschluss, la anexión de Austria por parte de Alemania), o el de los Sudetes (que hará lo propio en esta región checa para facilitar su retorno al Reich).

El símbolo del NSDAP es la llamada cruz gamada o esvástica fue utilizada ya desde antes de la llegada de Hitler al poder en el seno del partido, puesto que era un símbolo utilizado ampliamente en el nacionalismo pangermánico, pero fue el futuro dictador quien le dió su forma definitiva acorde con sus gustos personales.

Dentro del NSDAP convivían otras organizaciones, como las SA (Sturmabteilung) y las SS (Schutzstaffel)

Cada una de estas protegía sus propios intereses, que no dejaban de ser los de sus líderes, en una pugna interna que será constante incluso tras el ascenso del NSDAP al poder, afectando con ello al curso de la guerra.

Así, las SA eran las más radicales, milicias paramilitares que, lideradas por Ernst Röhm, propugnaron una revolución continua para imponer los principios más puros de la ideología nacionalsocialista, algo que no convenía a Hitler y a los demás una vez instalados en el poder.

Es por ello que las SA fueron eliminadas de un solo golpe en la llamada Noche de los cuchillos largos, que dejó una rémora de las SA bajo el mando de las SS.

Esta última organización había nacido, precisamente, como un contrapeso a las SA, y acabó constituyendo un estado oculto dentro del propio estado alemán.

Con la llegada al poder de Hitler, la historia del NSDAP como “partido único” pasa a entremezclarse con la de la propia Alemania primero, la del Reich después, y la dinámica de la guerra al final.

El plan de Hitler y los jerarcas nazis era convertir la población alemana en devotos seguidores del nazismo, e incluso potenciar las propias fuerzas de combate de las SS (las Waffen SS) como sustitutas del ejército, para disponer de soldados adoctrinados en el fanatismo del nazismo.

Es por todo esto que, tras la guerra, el NSDAP será declarado como organización criminal y prohibido por ley en Alemania.

No obstante, tanto en el país germano como en otros países del mundo, han existido desde la posguerra fuerzas políticas que han heredado parte del legado de odio y fanatismo del NSDAP, aunque por suerte, ninguna con mandos a su cargo como para hacerse con el poder de igual forma que lo lograron los nacionalsocialistas en Alemania a mediados de la década de los treinta.

Aunque ya sabemos que el ser humano es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, así que habrá que tendremos que estar alerta...

Foto: Fotolia - Engineer

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: noviembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/nsdap-partido-nazi.php
 
 

Redes Sociales