Definición ABC » Historia » El Mito de la Atlántida

+

Qué es El Mito de la Atlántida

Hay algo en los mitos y leyendas que nos impulsa a querer creer en ellos. O, tal vez, es que sabemos que en muchos de ellos hay un trasfondo real, histórico, y es por ello que insistimos, consciente o inconscientemente, en buscar qué es lo que se esconde de verdad en cada caso.

En estos términos, tal vez uno de los mitos más fascinantes, tanto por su origen remoto, como por lo que explica, es el de la Atlántida.

La Atlántida explica el mito de un continente destruido por causas naturales en una antigüedad remota, cuya inspiración podría ser debida a alguna sociedad tecnológicamente más avanzada que hubiera coincidido con los pueblos griegos arcaicos u otros pueblos que hubieran legado el relato a los griegos.

Y me refiero a los griegos porque quien puso el mito por escrito legándonoslo de esta forma fue Platón.

Este explica que la Atlántida tenía una forma curiosa, formada a partir de círculos concéntricos de tierra y agua, con un centro donde se situaría la capital de los atlantes.

La descripción no se ajusta pero tiene una vaga semblanza con la ciudad mexica de Tenochtitlan, la actual ciudad de México, lo que ha llevado a algunos a enunciar la idea de que los atlantes eran, en realidad, antiguos pobladores del continente americano, o que tras la destrucción de su sociedad, llegaron allí. Sin embargo, Tenochtitlan sólo fue construída hacia el siglo XIV de nuestra era.

La sociedad atlante era, según el texto platónico, muy avanzada tecnológicamente, y también muy rica.

Algunos argumentan que su nivel de desarrollo tecnológico sería superior, incluso, al que poseemos los humanos a día de hoy en las sociedades más avanzadas.

Según el mito platónico, la Atlántida era también rica en materias primas, como minerales y maderas, y en animales, tanto salvajes como domésticos.

La sociedad atlante era sabia, y estaba gobernada por los más sabios. Además, era una potencia militar, aunque tenía la virtud de no utilizar al ejército para atacar, sólo en caso de defensa.

Según Platón, la Atlántida había dejado de existir nueve mil años antes de su era, y la historia había sido conocida por el estadista ateniense Solón a través de dos sacerdotes egipcios.

Platón sitúa la Atlántida en algún lugar del Mediterráneo, pero sin mayor precisión.

Una referencia a las “Columnas de Héracles” (el Hércules romano) ha hecho pensar a muchos que la Atlántida se situaría en el océano Atlántico y, más concretamente, que las islas Canarias podrían ser los restos de aquel continente. O incluso las Azores.

Hemos pintado el retrato de una Atlántida magnífica, tecnológicamente avanzada y rica, así que... ¿qué pudo salir mal para que fuera eliminada de la faz de la tierra?

La respuesta a esta pregunta nos la da nuevamente Platón: un enfrentamiento entre esta gran civilización y Atenas, en el que los dioses parecen haber protegido a la capital del Ática.

En un sólo día y una sola noche, una serie de terremotos, maremotos, tsunamis y otros eventos, destruyeron la Atlántida, sus ejércitos, pero también Grecia. Pocos sobrevivieron, y al cabo de generaciones, el recuerdo de todo aquello se perdió, excepto en Egipto, que fue a través de donde llegaría la história a Solón.

Aquí termina la leyenda y empieza la historia, puesto que muchos han sido, hasta ahora en vano, de localizar el continente perdido. Pero ¿en vano del todo?

La hipótesis más comúnmente aceptada para el mito de la Atlántida es que se refiere al Imperio Minoico de Creta y a la hecatombe que acabó con él.

Creta es una isla mediterránea, en la época acogía una civilización más desarrollada que la de Grecia continental (con la cual tuvo algunos enfrentamientos), y comerciaba con Egipto. casi todo cuadra, aunque no los años (con unos setenta siglos de diferencia).

Pero, como trasfondo histórico para la leyenda es más que aceptable. La erupción del volcán en la isla de Thera, actual Santorini (y que destruyó la misma isla casi en su totalidad), fue el fenómeno que acabó de forma abrupta y violenta con la civilización minoica.

También se la ha relacionado con la civilización tartésica, bastante desconocida, y que se dió en la parte sur de la Península Ibérica, en la actual Andalucía, probablemente cerca de Cádiz.

Son varios los candidatos a acoger la Atlántida, también el lecho del océano Atlántico (que no toma el nombre del mito, si no del titán Atlas), donde según algunos reposarían sus restos.

Fotos: Fotolia - Ratpack223 / AlienCat

 
 
 
Temas en El Mito de la Atlántida
 

Redes Sociales