Definición ABC » Historia » Metacognición

+

Definición de Metacognición

El término cognición viene del latín cognoscere y quiere decir conocer. En su uso habitual se habla de la cognición como el proceso de aprendizaje en general. Si añadimos el prefijo meta, que quiere decir más allá, tenemos un nuevo concepto, la metacognición. Estamos hablando de aquello que supera el propio aprendizaje. En términos coloquiales la metacognición se podría definir como la habilidad de aprender a aprender.

La idea fundamental de la metacognición

La inteligencia humana nos permite aprender todo tipo de conocimientos. El aprendizaje se puede referir al ámbito académico, a la esfera profesional o a la vida en general. Pero no todos los aprendizajes son iguales, pues unos son más eficaces que otros. En cualquier caso, es útil reflexionar sobre el proceso de aprendizaje y todos los aspectos que lo determinan.

Principios generales de la metacognición

La capacidad de controlar el propio aprendizaje y de reconocer los procesos por los cuales se lleva a término la adquisición de un conocimiento o de una destreza.

La metacognición supone la autoconciencia del aprendizaje. En otras palabras, se trata de que seamos conscientes del hecho de estar aprendiendo para así conseguir un conocimiento efectivo y satisfactorio. Hay que tener presente que en la enseñanza tradicional el proceso de aprendizaje ha sido básicamente memorístico y se han ignorado aspectos relevantes en la adquisición de conocimientos.

Hay tres tipos de conocimientos vinculados a la metacognición

Por una parte, el conocimiento declarativo, que incluye todo aquello que afecta a la persona en el momento de aprender (por ejemplo, las estrategias de estudio o los recursos educativos). En segundo lugar, el conocimiento procesal, es decir, la manera en que se aplican las estrategias.

Metacognicion-2Por último, el conocimiento condicional es aquel que está orientado a la finalización de la tarea aprendida. En este sentido, se produce una metacognición cuando sabemos cuándo y de qué manera debemos aplicar unos procedimientos para lograr un aprendizaje significativo y válido.

El conocimiento declarativo, el procesal y el condicional permiten que podamos lograr metas y resolver problemas de manera eficaz. Para conseguir este objetivo se considera que hay tres cualidades muy relevantes: la planeación, la verificación y la evaluación. Así, cuando aprendemos algo nuevo es conveniente planificar todo el proceso, saber si lo estamos haciendo correctamente y cumpliendo los objetivos y, por último, comprobar o evaluar que el aprendizaje haya sido satisfactorio.

Fotos: iStock - sabinalbei / nimis69

 
 
 
Temas en Metacognición
 

Redes Sociales