Historia » Mayo Francés de 1968

Mayo Francés de 1968 - Definición, Concepto y Qué es

1968 fue un año poco habitual, dado a las protestas: la Primavera de Praga, la protesta de la Plaza del Zócalo en México y, sobretodo, el Mayo del 68 francés, tan idealista e idealizado.

El llamado “Mayo del 68” en referencia a los sucesos del mes de mayo de 1968 en París, consistió en una serie de protestas llevadas a cabo principalmente por estudiantes en toda Francia, con especial intensidad en la capital.

Algunos historiadores afirman que las del 68 fueron unas protestas que forman parte de un ciclo, en el cual estaría encuadrada también la Primavera de los pueblos de 1848.

Comenzó como una protesta estudiantil contra la sociedad de consumo y el imperialismo occidental, a la cual se acabaron sumando los partidos de izquierdas, y que tuvo ecos en otros países europeos como España (entonces atenazada por la dictadura franquista)

La mecha partió de la Universidad de Nanterre, pero se extendió como la pólvora al resto del país. Precisamente en Nanterre destacaría un joven estudiante y activista llamado Daniel Cohn-Bendit que daría, a posteriori, una de las imágenes icónicas de aquel mayo del 68 al enfrentarse verbalmente con un agente de policía ante las puertas de la Sorbona parisiense.

El movimiento de protesta estuvo fuertemente influido por la cultura hippy y de la paz que se iniciaba en aquellos tiempos, y las corrientes llamadas “contraculturales” (y que hoy conoceríamos como alternativas), con los cuales buscaban romper con un pasado belicista y conservador para buscar una sociedad más abierta, tolerante y pacifista.

El movimiento feminista también tuvo mucho a decir en un movimiento renovador, al igual que la apertura sexual que se experimentaba en aquellos tiempos (recordemos, los del “amor libre”), gracias a la cual se empezaban a romper tabús, especialmente aquellos relativos a la sexualidad femenina y que tanto habían atenazado a la mujer en una sociedad impregnada de machismo.

El 2 de mayo, la prestigiosa Universidad de la Sorbona era cerrada por su decano ante la previsión de altercados que podían ocurrir entre estudiantes de izquierdas y de derechas a raíz de una marcha desde Nanterre.

Efectivamente, los días posteriores hubo enfrentamientos entre la policía y los estudiantes, parece ser que debido a que los policías cargaron sin motivos ni provocaciones previas contra los manifestantes de izquierdas.

El ambiente se iría caldeando los días siguientes, y los estudiantes que protestaban llegaron a erigir barricadas en pleno Barrio Latino para intentar frenar las cargas policiales. La situación era casi de guerra callejera.

A mediados de mes, se hizo un llamamiento a la huelga general, aprovechando que la población parisiense (históricamente muy dada a las revueltas sociales) simpatizaba con el movimiento revolucionario estudiantil.

El 13 de mayo, nueve millones de obreros van a la huelga en toda Francia, y en París se convoca una manifestación que reúne a 200.000 personas y que termina ocupando la Sorbona.

Dicha ocupación sería probablemente el acto más icónico de la protesta. En algunas fábricas, como las de Renault, los obreros también ocupan las instalaciones, y poco a poco más colectivos (como los controladores aéreos o los periodistas) se suman a la huelga, dejando Francia colapsada e inerte.

El pánico empieza a cundir entre el gobierno (encabezado por de Gaulle y de signo conservador) y las élites económicas, que temían una insurrección general similar a la revolución de 1789. Los daños a la economía son palpables, y el mundo mira al país, unos con admiración (los de izquierdas) y otros con preocupación (los de derechas).

Buscando desarticular el movimiento, y mientras el gobierno y la patronal negocia con los sindicatos, de Gaulle anuncia, el 30 de mayo, la convocatoria de elecciones en 40 días.

Finalmente, la maniobra funcionó, el partido de de Gaulle ganó las elecciones reforzando su mayoría, y las aguas fueron volviendo a su cauce a lo largo de los meses posteriores.

No obstante, la revuelta social de mayo del 68 también consiguió victorias en forma de mejoras sociales, especialmente para los trabajadores. Además, la derrota en el referéndum sobre reorganización regional del país, le costó a de Gaulle su puesto al año siguiente, una victoria a posteriori del movimiento.

El mayo del 68 impactó a nivel mundial, y su herencia todavía se expresa hoy.

Muchas protestas como el movimiento 15-M en España, le deben al mayo del 68 francés su inspiración y formas de actuación.

También muchos de los eslóganes de aquella protesta, como “sed realistas, pedid lo imposible” o “los sueños son la realidad” pasarían a formar parte de la cultura popular.

Foto Fotolia: RVNW

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: enero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/mayo-frances.php
 
Temas en Mayo Francés de 1968
 

Ahora en Historia

Redes Sociales