Definición ABC » Historia » Mapa Militar

+

Definición de Mapa Militar

Una de las principales tareas de los mandos militares es, entre otros aspectos, conocer la disposición de sus tropas sobre el terreno, y los detalles de este. El terreno es, desde tiempos ancestrales y todavía hoy, uno de los elementos imprescindibles a la hora de afrontar tanto una batalla como una guerra entera.

Es por ello que uno de los elementos más importantes que encontramos en las salas de mando son los mapas.

Un mapa militar es, como cualquier otro mapa, una representación bidimensional de una área de terreno, de mayor o menor tamaño según las necesidades concretas de la operación, pero en el cual se han incluido elementos de utilidad para la dirección de las operaciones y las unidades destacadas sobre el terreno, así como sobre el terreno mismo y sobre el enemigo.

Los mapas militares pueden abarcar diferentes regiones de distintos tamaños según las necesidades; así, para la estratégia contamos con mapas regionales o, incluso, globales, mientras que para la táctica (si la estrategia sirve para ganar todo un conflicto, la táctica es lo que permite vencer en una batalla) contamos con mapas regionales o locales.

También contamos con mapas especializados, como los logísticos o los organizacionales, que sirven a tareas tan importantes para mantener un ejército sobre el terreno en condiciones de combate como el suministro de víveres y municiones, así como los refuerzos.

Habiendo departamentos distintos dentro de los estados mayores que se dedican a estas tareas de forma más especializada, cada uno de estos distintos tipos de mapas son empleados por cada uno de estos departamentos.

La información sobre las unidades desplegadas sobre el terreno se realiza mediante indicativos en forma de rectángulo con un símbolo en su interior, de forma que los mandos responsables puedan distinguir rápidamente si tienen desplegadas unidades de infantería o blindadas entre otras.

También se utilizan dos o más colores colores para distinguir, de un vistazo, las unidades propias de las del enemigo.

Si de lo que estamos hablando es de mapas locales con instrucciones para que los mandos conduzcan a sus tropas en un ataque a través de las líneas enemigas, estos mapas también pueden incluir información sobre los movimientos a efectuar y las horas a realizarlos, ya que no solamente se producen movimientos, sino que, además, hay que

Estos mapas son un objetivo preciado por las tropas enemigas, pues les señalas los movimientos que se llevarán a cabo y, en consecuencia, preparar tanto la defensa como un posible contraataque posterior.

Un ejemplo es la captura de los planes de ataque de la operación aerotransportada Market Garden por parte de los alemanes. En esa ocasión, no obstante, los generales de la Wehrmacht no quisieron creer en la autenticidad de dichos mapas y planes, pensando que se trataba de una operación de distracción y engaño por parte de los aliados.

Algo que todos los mapas militares deben incluir tanto sí como sí son las informaciones geográficas, como las alturas y depresiones.

La orografía del terreno ha jugado siempre y todavía hoy en día juega un papel importantísimo en la previsión de las acciones bélicas y las batallas que se libran en cualquier guerra, y como tal, los comandantes deben conocer el terreno que ellos pisan y el que pisan sus unidades.

Con el advenimiento de la era de la informática, que ha afectado de lleno a los ejércitos modernos, los mapas en papel o instalados en grandes mesas, no han perdido su importancia.

Este tipo de mapas no dependen de una batería, y permiten mover fichas de una forma más sencilla de lo que lo hacen en la pantalla de una computadora, por mucha tecnología de la cual se les dote, aunque es obvio que para ciertos casos (como reconstrucciones del terreno), la ayuda de los sistemas informatizados es inestimable.

De la misma forma, también nos encontramos con mapas militares físicos que, más que indicar las cotas de los accidentes geográficos, las reproducen en tres dimensiones, convirtiéndose en una suerte de maquetas que permiten a los mandos y planificadores de las estrategias leer mejor el terreno.

Elementos importantes a destacar en los mapas militares son las zonas minadas y, más modernamente, todo aquello que pudiera constituir una interferencia electromagnética.

Ello es debido no solamente a la necesidad de garantizar las comunicaciones entre unidades (algo sumamente necesario para coordinar acciones e informar de sus resultados), sino que hay que tenerlo en cuenta para el correcto funcionamiento de equipamiento militar moderno avanzado, que puede ser susceptible de problemas en los sistemas de mira o guiado entre otros.

Las cartas climáticas también tienen una gran importancia en el ámbito de los mapas militares.

En toda clase de operaciones, aunque singularmente en las aéreas o marítimas, se depende fuertemente del tiempo que vaya a hacer. Es por ello que, a toda la información geográfica y de disposición de las unidades, debe sobreponérsele la información sobre la evolución del tiempo.

En resumen, los mapas militares no se diferencian en gran medida de los mapas civiles hasta que entramos al detalle de muchos de sus contenidos, aunque la base sea la misma de los que se utilizan para otros aspectos de la vida.

Fotos: Fotolia - kanin / caryblade

 
 
 
Temas en Mapa Militar
 

Redes Sociales