Historia » Libro de Kells

Definición de Libro de Kells

Entre los siglos VII y XV los escribas de los monasterios europeos jugaron un papel destacado en la difusión cultural durante los difíciles y oscuros siglos de la Edad Media. En este contexto histórico hay un libro que destaca sobre los demás, el Libro de Kells (Book of Kells).

Principales características

En cuanto a su contenido este manuscrito incluye los evangelios escritos en latín. Está compuesto por 340 folios y se cree que fue concebido para ser leído durante la eucaristía.

El libro comienza con prefacios, sumarios y concordancias, y únicamente los evangelios fueron escritos sobre piel de becerro (vellum). Desde el punto de vista de la paleografía los escribas irlandeses desarrollaron un estilo particular y diferente, el estilo "Insular".

El hecho de que varias decoraciones se dejasen sin acabar o fueran esbozadas demuestra que su elaboración fue lenta y laboriosa. Posteriormente se ha sabido que el texto fue íntegramente escrito con tinta ferrogálica, hecha de sales de hierro y tanino natural, la tinta que será confirmada como la más usada durante la Edad Media.

Su característica principal es su ornamentación generosa y llena de detalles excelsos. Por influencia del cristianismo copto se destacan puntos rojos que decoran las letras. Las iniciales están decoradas minuciosamente con detalles como entrelazamientos que llaman la atención en los pasajes más importantes.

Otro elemento que lo distingue son los dibujos de todo tipo que se pueden apreciar: desde animales como el toro, el caballo, la serpiente o el pavo real, pasando por figuras bíblicas como Cristo y la Virgen María, hasta figuras mitológicas como los dragones.

En el texto se pueden observar muchas otras influencias como la bizantina y la armenia, lo que hacen de él un manuscrito extremadamente rico y singular.

Un manuscrito con una larga historia

El Libro de Kells fue concebido en la isla de Iona próxima a las costas escocesas, donde el misionero Irlandés Columban fundó un monasterio a mediados del siglo VI. Se cree que debido a los recurrentes ataques vikingos el libro no fue acabado en la misma isla y tuvo que trasladarse a la localidad de Kells, donde se continuó su elaboración.

Mil años después, allá por el siglo XVII, el arzobispo de Armagh depositó el libro en la biblioteca del irlandés Trinity College, en la cual aún está expuesto. Tras un intento de conservación se perdieron alrededor de treinta folios y posteriormente se decidió que para su mejor conservación habría que dividirlo en cuatro tomos.

En los últimos años esta joya de la literatura medieval ha sido digitalizada para el deleite de investigadores y curiosos.

Fotos: Fotolia - Warren Rosenberg / Elena Schweitzer

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/libro-de-kells.php
 
Temas en Libro de Kells
 

Ahora en Historia

Redes Sociales