Historia » Levantamiento del Gueto de Varsovia

Definición de Levantamiento del Gueto de Varsovia

Llega un momento en el que, y por muy pacífico que seas, te cansas que te pisoteen. Y entonces te revelas. Y entonces incluso llegas a sorprenderte de la fuerza que puedes tener.

Quienes estaban confinados en el gueto de Varsovia en 1943 se sorprendieron no solamente a sí mismos, sino también al enemigo y al mundo entero por una heroicidad con pocos precedentes, y por una resistencia contra una de las más atroces injusticias cometidas sobre la tierra, el nazismo.

El levantamiento del gueto de Varsovia fue una revuelta iniciada el 19 de abril de 1943 para sobrevivir a las deportaciones masivas llevadas a cabo por los invasores nazis, y que fue reprimida con extrema violencia hasta sofocarla el 16 de mayo del mismo año.

Pese a que los nazis habían intentado mantener en secreto el mortal destino que les aguardaba a aquellos a quienes creían seres inferiores (y a quienes erróneamente subestimaban por ello), no había forma de evitar que los soldados y policías germanos hablaran sobre el tema, o se burlaran de los judíos en aras de su destino.

Mucha gente sabía “qué pasaba después”, y solo era cuestión de tiempo que las futuras víctimas ataran cabos y se decidieran a resistir a su fatal destino.

Mucha gente se pregunta hoy cómo es que los judíos trasladados a campos no se resistían activamente. Muy simple: se les persuadía de que iban a campos de trabajo. Entre morir luchando o sobrevivir trabajando hasta ver como se decantaba la guerra, la elección era fácil, pues para la revuelta siempre había tiempo. La certeza de la muerte fue la que precipitó los hechos.

Quienes estaban hacinados en el gueto tenían pocas armas y municiones, además de que la mayoría de la población del emplazamiento carecía de formación para utilizarlas de forma efectiva.

No obstante, y como he dicho antes, ante la certeza del destino que les aguardaba, decidieron intentar igualmente la resistencia.

El empuje de los judíos fue tal que, incluso sin experiencia, y contra una fuerza armada con superior entrenamiento y material, consiguieron expulsar a los alemanes del gueto.

La resistencia polaca intentó ayudar a la organización del gueto enviando armas, víveres, municiones y hombres, pero no consiguió establecer una cadena eficaz de suministro. Esto también rompe la creencia de que los polacos dejaron aislados y a su suerte a los judíos.

No obstante, hay que señalar que el antisemitismo en la sociedad polaca estaba muy arraigado, y que si bien hubo muchos polacos que se implicaron para ayudar a los judíos víctimas de los nazis no solo en este episodio, sino a lo largo de toda la contienda, otros muchos apoyaron a los nazis contra sus conciudadanos solo porque profesaban otra religión, e incluso en la posguerra.

Así, una parte de Varsovia permaneció indiferente a lo que pasaba en el gueto mientras otra buscaba la forma de ayudar.

Sabedores de que difícilmente podrían escapar, y para cubrir a aquellos que lo intentaran, las organizaciones de resistencia judía apuestan por convertir el gueto en una fortaleza para dificultar la conquista alemana.

Por su parte, las tropas que lo rodean deciden solicitar refuerzos. Primero se entregan escasas tropas y material de segunda clase (como anticuados modelos de tanques franceses capturados por la Wehrmacht), pero al ver que los judíos consiguen resistir, se decide un cambio de estrategia.

A partir de entonces, y mediante lanzallamas, se queman las casas y los refugios, y se asesina a todo judío que se capture.

En estas condiciones, la lucha organizada dura apenas cuatro días, pero el levantamiento del gueto está lejos de ser sofocado.

En las semanas siguientes, los judíos llevarán a cabo ataques de guerrilla y de tipo terrorista contra los soldados germanos y los policías polacos colaboracionistas, en algunos casos ataques suicidas con explosivos.

El degoteo de víctimas continuará hasta el 16 de mayo de dicho año, gracias al uso de las infraestructuras subterráneas construidas por la resistencia judía.

El comportamiento de las tropas nazis es claramente el de criminales de guerra que se ensañaron con aquellos seres humanos a quienes querían desposeer de tal consideración, y que se encontraron con que eran superiores a ellos en una lucha que, aunque fue suicida, fue un ejemplo de entereza y superación que todos deberíamos conocer y admirar.

Es difícil establecer las cifras del levantamiento, pero cerca de unas 13.000 personas perecieron víctimas de los ataques alemanes, y las 40.000 capturadas fueron enviadas a campos de concentración.

Solo unos pocos centenares de judíos lograron escapar y sobrevivir.

Fotos: Fotolia - Zohar / Searagen

 
 
Autor: Guillem Alsina González | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2018 | URL: https://www.definicionabc.com/historia/levantamiento-gueto-varsovia.php
 
Temas en Levantamiento del Gueto de Varsovia
 

Ahora en Historia

Redes Sociales